renuevan camiones
19 de octubre, 2018

Renuevan 3 de cada 10 camiones en Jalisco


La administración de Aristóteles Sandoval cerrará con tres de cada 10 unidades del transporte público renovadas. Aunque los camioneros han mostrado resistencia a la reestructuración (exigen subir la tarifa), las autoridades también aseguran que se dejarán listos todos los procesos para la consolidación del nuevo modelo ruta-empresa para la siguiente gestión de Enrique Alfaro, lo cual incrementará la mejora de las unidades.

Desde 2013 a la fecha se han adquirido dos mil 081 vehículos, de los cuales, mil 849 corresponden a sustituciones de unidades. Forman parte del padrón de seis mil 970 camiones que operan en el Estado, entre concesionarios, subrogatarios y permisionarios.

En 2014, el Ejecutivo propuso la creación de un fondo de garantía de contingencia para la adquisición de unidades con tasas de interés bajas. A pesar de que se proyectaba la compra de 500 unidades por anualidad, 2014 cerró con 336 vehículos nuevos.

El único año en el que se logró esa cifra, incluso se superó, fue en 2015, cuando se sustituyeron 821 camiones. En el resto de las anualidades se quedaron cortos, siendo 2017 el más crítico, cuando se renovaron sólo 91 unidades.

Hasta agosto del año pasado, ningún transportista había usado ese fondo de garantía y, por ello, se anunció la creación de un fideicomiso para que una institución bancaria ofreciera condiciones de financiamiento, en un nuevo intento por incrementar la compra de vehículos.

Finalmente, en julio pasado, la Secretaría de Movilidad reportó que, a través del Fideicomiso de Inversión y Administración para la Mejora de la Seguridad Vial, se otorgaría un apoyo de 60 mil pesos por unidad, pero sólo a las siete empresas que ya se habían sumado al modelo ruta-empresa.

De acuerdo con el avance del nuevo modelo, el Gobierno del Estado deberá entregar una bolsa de 13.5 millones de pesos. En el último corte del director de Transporte Público, Gustavo Flores, la ruta-empresa cuenta con 226 unidades en la metrópoli, Puerto Vallarta y Tepatitlán.

Esta última estrategia se implementó debido a la negativa que han tenido los transportistas para sumarse a este sistema y dejar atrás el modelo hombre-camión, señalado como el responsable de los principales problemas del servicio.

El titular de Transporte Público informa que las unidades de las tres troncales existentes y sus alimentadoras, las cuales forman parte del nuevo modelo, no han presentado siniestralidad, contrario a lo que sucede con el resto del servicio. Un ejemplo es el accidente ocurrido la semana pasada en el que una estudiante de la Universidad de Guadalajara perdió la vida tras ser atropellada por una unidad de la Ruta 275-F, en la cual operaban nueve unidades subrogadas bajo el modelo hombre-camión, a las cuales ya les iniciaron el proceso de revocación de contratos.

Rebasan antigüedad permitida mil 602 camiones concesionados

Actualmente, más de la mitad de las unidades del transporte público concesionado rebasan la antigüedad permitida. De un total de dos mil 441 vehículos bajo esa figura, mil 602 superan los años permitidos para circular. La Norma Técnica de la Calidad del Servicio de Transporte Público Masivo y Colectivo, publicada en 2016, establece que la vida útil de los vehículos es de 10 años.

Según la Secretaría de Movilidad,  mil 602 unidades que prestan el servicio, incluidas con permisos provisionales y sin regularizar, son modelo 2007 hacia atrás (la mayoría obedece a modelos 2006, con 550).

La dependencia respondió también que se cuenta con 463  camiones de permisionarios que brindan el servicio a través de distintas rutas, como 380, 258-A, 52-A, B, C y D, entre otras. De éstas, 238 están fuera de norma. Incluso, el modelo más reciente corresponde al año 2012, previo al inicio de esta administración.

Por parte de los Organismos Públicos Descentralizados (OPD), Servicios y Transportes respondió que cuenta con un total de 234 unidades que son operadas por la paraestatal, y 194 del servicio subrogado. Los más de 400 vehículos se encuentran dentro de la norma, pues se trata de modelos de 2008 a la fecha.

El Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur) tiene 218 unidades, de las cuales, sólo 35 superaron la antigüedad permitida. Estas últimas corresponden a unidades de las rutas alimentadoras del Sistema Macrobús.

Aunque se solicitó información de todas las unidades del transporte público que operan en el Estado a través de los diferentes servicios o clasificaciones, las autoridades estatales no respondieron sobre los vehículos del Sistema de Transporte de la Zona Metropolitana (Sistecozome), el cual cuenta con alrededor de dos 500 mil unidades y se encuentra en proceso de liquidación.

Debido a esto, actualmente no es posible conocer el número exacto de las unidades que prestan el servicio fuera de la norma, de más de seis mil unidades que se encontraban empadronadas tras la realización del Registro Estatal del Transporte Público.

En el documento del Segundo Informe de Gobierno, las autoridades estatales reportaron que sólo 8.5% de las unidades se encontraba fuera de norma al rebasar los 10 años de antigüedad, una cifra que, a pesar de no otorgarse el total de las unidades del Sistecozome, será superior al cierre de la administración.

La semana pasada, la coordinadora del Observatorio de Movilidad y Transporte Público, Ana Belén Vázquez, declaró que la norma técnica es “letra muerta”, pues ni siquiera las unidades de las troncales de la ruta-empresa cumplen con lo establecido en ésta.

Además de incumplir con retirar las unidades que tienen más de 10 años de antigüedad, hay otros puntos que también son ignorados, como los horarios y frecuencias de paso, la limpieza de los vehículos, el límite de velocidad máxima de 50 kilómetros por hora y no exceder la capacidad de pasajeros, entre otros.

La semana pasada, este medio publicó la tolerancia por parte de la Semov con relación a este último punto. Esto, debido a que mientras en 2016 se sancionaron 140 unidades por llevar exceso de pasaje, en lo que va de 2018 (enero a agosto) sólo se ha multado a 41 camiones.

Con relación a los vehículos que circulan con puertas abiertas, hace dos años, la dependencia castigo a 726 unidades, y para agosto de este año apenas se han infraccionado a 294 unidades.

Adquisición de nuevas unidades del transporte público en Jalisco

  • 2 mil 81 en lo que va del sexenio.
  • 176 en 2013.
  • 336 en 2014.
  • 821 en 2015.
  • 297 en 2016.
  • 91 en 2017.
  • 360 en 2018.

Fuente: Semov.

CLAVES

En el limbo, información de unidades del Sistecozome

  • En medio del proceso de extinción del Sistema de Transporte de la Zona Metropolitana (Sistecozome), las autoridades estatales se pasan la “bolita” sobre la información del parque vehicular del organismo público descentralizado, por lo que se desconoce el total de unidades con el que cuenta y, de éstas, cuántas ya cumplieron con la vida útil o fueron renovadas.
  • A pesar de ser un OPD sectorizado a la Secretaría de Movilidad y de contar con dos mil 500 unidades subrogadas, la dependencia declara como inexistente los datos sobre la antigüedad de las unidades.
  • Al encontrarse en un proceso de liquidación a cargo de la Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas (Sepaf), el organismo ya no cuenta con estructura, por lo que las autoridades estatales se hacen cargo de la información y operación del mismo.
  • La Sepaf aclaró que sólo tiene la información financiera del Sistecozome, por lo que es la Secretaría de Movilidad la responsable del resto de la información. Por su parte, el director de Transporte Público, Gustavo Flores, aseguró que la dependencia no cuenta con esa información, pues los subrogatarios realizan los trámites de sustitución de unidades de manera directa ante la Sepaf. Agregó que se trata de un organismo sectorizado a Semov para fines del Consejo de Administración, “pero en el Consejo de Administración no se ven esos puntos así a detalle. Se ven los estados contables…”.
  • En medio de este proceso, en julio del año pasado, las autoridades estatales dejaron de recibir los pagos mensuales de administración a algunos subrogatarios que cuentan con unidades caducas. “Llegas al Sistecozome y no te admiten el pago por el hecho de que tu unidad ya rebasa los 10 años, aquí lo que se te viene a la cabeza es que te quieren cancelar, no puede ser otra cosa”, declaró en ese entonces Arnoldo Licea González, dirigente del Sindicato de Avanzada de Trabajadores del Autotransporte del Estado de Jalisco, quien reconoció que es muy elevado el número de unidades que rebasan los 10 años de antigüedad.

El registro estatal está desactualizado

La actual administración pagó más de 35 millones de pesos en la elaboración del Registro Estatal del Transporte Público de Jalisco, el cual serviría como base para la migración del modelo hombre-camión a ruta-empresa, pero se encuentra desactualizado.

En mayo de 2014, se contrató a la empresa Solupat para llevar a cabo este registro, que costaría 33.1 millones de pesos. Aunque en un principio se informó que la actualización tardaría alrededor de cuatro meses, un año después, la empresa solicitó una prórroga para entregar la información en junio de 2015.

Posteriormente, tres días antes de que venciera el nuevo plazo, Solupat solicitó a la Semov una modificación al contrato hasta por el 8% del valor total del contrato; es decir, 2.6 millones de pesos adicionales, correspondiente al Impuesto al Valor Agregado. El costo se elevó a 35.8 millones de pesos.

El 30 de junio de ese año, fue firmada una segunda prórroga  para extender la fecha de entrega al día 31 de diciembre de 2015. Finalmente, la empresa entregó la información en enero del año pasado, en la cual se concluyó que en Jalisco operaban seis mil 928 unidades del servicio colectivo y masivo.

A través de éste se pretendía tener una base documental sobre la validez de la concesión, subrogación o permiso, para contar con un padrón digitalizado y actualizado. Pese a que la información se tiene desde principios del año pasado, el director de Transporte Público reconoció que tiene “un desfase”; es decir, la dependencia no ha cumplido con alimentar esa base de datos conforme se cancelan o renuevan los permisos.

A pesar de que las autoridades aseguraron que actuarían contra la empresa, finalmente se llegó a un acuerdo por la vía de la mediación para que Solupat entregara la información, recordó el funcionario estatal.

El acuerdo fue rescindir el contrato, pues en éste se contemplaba también la elaboración del registro estatal de taxis, del cual se hizo cargo la Semov.

Las autoridades no han reportado cuánto se pagó finalmente a la empresa.

Te recomendamos Arrancarán este mes dos nuevas rutas empresa en la ZMG

Dejarán procesos encaminados para consolidar ruta-empresa

La actual administración sólo dejará en operación las troncales de la ruta-empresa de la Zona Metropolitana de Guadalajara (con 30 rutas), Ciudad Guzmán, Tepatitlán y Puerto Vallarta, pero el director de Transporte Público de la Semov aseguró que se iniciarán todos los procesos jurídicos para que en el próximo sexenio se concreten el resto de los corredores.

“(Dejaremos) prácticamente en un 100%, quedarán constituidas jurídicamente, con un proceso de asignación, con un fallo, prácticamente todas. Calculo que lo vamos a alcanzar y estarán muchas en el proceso de implementación”. En otras palabras, estarán en proceso de cumplimiento los 22 puntos solicitados a los transportistas para sumarse a este modelo, como son la compra de unidades, la instalación de los equipos de prepago, de accesibilidad universal y la capacitación de los conductores, entre otros.

A principios de este año, la actual administración pretendía cumplir con el 80% de las 18 troncales que se prometieron para reordenar el transporte público a través del nuevo modelo que sustituye al de hombre-camión.

El funcionario comentó que la próxima administración tendrá que darle continuidad a este esquema, “lo que tenemos entendido es que sí lo van a hacer de esa forma”.

Acentuó que se ha notado una diferencia en la prestación del servicio con el modelo ruta-empresa, “afortunadamente hasta ahorita tenemos siniestralidad cero en el modelo ruta-empresa, la gente se va acostumbrando al , ha subido el pago por medio electrónico y creemos que ha sido satisfactorio”.

En mayo del año pasado, al poner en marcha el primer corredor del actual modelo, el gobernador subrayaba que con esto se hacía frente al retraso de 25 años que se tenía en la modernización del transporte público.

La primera ruta troncal en operar fue la de Artesanos que, anteriormente, cubría las rutas 80, 80 A y 80 B.

Sigue: #DebateInformador

¿Qué opina de la renovación de las unidades del transporte público en la metrópoli?

Participa en Twitter en el debate del día @informador

Fuente: Informador

Comenta esto