auto eléctrico
06 de diciembre, 2018

Todo lo que debes saber sobre el mantenimiento de tu auto eléctrico


La popularidad del auto eléctrico se disparó en los últimos años, pero al mismo tiempo lo ha hecho la división en las opiniones en cuanto a qué tan convenientes podrían resultar.

Independientemente de toda esa discusión, lo que es imposible negar es que el mantenimiento de un auto eléctrico es muy diferente al de uno de gasolina. La complejidad de muchos de los elementos en un motor de combustión y la presencia de tantas partes móviles, hacen que, al menos, el mantenimiento sea necesariamente más frecuente.

Cerca de 1,000 piezas funcionan simultáneamente en un motor de gasolina, por lo que es de esperarse que por lo menos una de ellas se afecte.

Lee: Consejos para darle mantenimiento al auto desde casa

Elementos como el aceite, el filtro del aceite, el aceite de la caja de cambios, el filtro de carburante o la correa de distribución, entre muchos otros aspectos, son cosas de las que te vas a olvidar en un auto eléctrico; sin embargo, eso no significa que puedas despedirte del mantenimiento.

Los filtros del habitáculo, el líquido de frenos o el líquido refrigerante, son aspectos de los que no debes despreocuparte tanto si tu auto es de gasolina como si es eléctrico. Sin embargo, hay cosas que deberás tener más en cuenta si tienes un vehículo eléctrico, como la batería, que irremediablemente comenzará a necesitar mantenimiento.

Si bien la batería no necesita un mantenimiento periódico, es importante que sea revisado debido a la degradación inevitable que sufre.

Cabe destacar que el único mantenimiento que deberás tomar en cuenta en los primeros kilómetros del auto, es el cambio del filtro de aire que se realiza cada 13,000 kilómetros aproximadamente.

El líquido refrigerante de las baterías debe de cambiarse cada 170,000 kilómetros la primera vez; después debes hacerlo cada 120,000 kilómetros. El líquido de frenos se revisa cada 40,000 o 50,000 kilómetros.

Otro aspectos, como las pastillas de los frenos, también deben de ser tomadas en cuenta aunque no de manera tan recurrente, pues su duración se prolonga debido al frenado regenerativo.

En realidad en los primeros 100,000 kilómetros ningún mantenimiento será de gran magnitud.

Fuente: Atracción 360

Comenta esto