conductor más seguro
11 de marzo, 2019

Tips: Cómo ser un conductor más seguro


Al circular en las vías públicas, es muy notorio darse cuenta de que la mayoría de la gente circulando junto con nosotros, no tiene el entrenamiento necesario para operar un vehículo y, sin embargo, necesitamos compartir los espacios con todos y cada uno de ellos.

Afortunadamente, tenemos una serie de consejos sencillos que requieren más que nada un cambio de conducta, en favor de convertirnos en mejores conductores, para realizar nuestros traslados de manera segura para todos los usuarios.

Conocer tu auto

Actualmente, la mayoría de los autos en venta en nuestro país, contienen una enorme cantidad de amenidades y características que pueden llegar a requerir bastante tiempo en aprender a utilizarlas. Por eso es muy importante conocer todas las funciones que nuestro auto equipa.

Desde cómo ajustar nuestros espejos retrovisores, hasta saber cuando es prudente utilizar las luces altas y de niebla. El conocer el funcionamiento de los componentes es de vital importancia y dependerá mucho de la marca o del modelo, para saber su funcionamiento.

Los autos modernos cuentan con muchas amenidades interesantes.

Aunque hay ciertos factores que debemos checar con frecuencia, porque se encuentran en todos los autos nuevos y autos usados a la venta en nuestro país y son los neumáticos. Quizás son uno de los componentes más importantes en nuestros autos, junto con los motores y representan el punto de contacto con el camino.

Ajustar la presión de las llantas es crucial para tener la mejor respuesta.

Checar el nivel de desgaste, así como ajustar la presión necesaria es también de suma importancia para obtener un desempeño correcto a bordo de nuestro coche. Lo mismo sucede con los fluidos del motor, revisarlos y ajustarlos a tiempo puede prevenir costosas reparaciones.

Conducir de manera cortés

Al compartir la vía con los demás usuarios, nos obliga a estar completamente alerta de lo que sucede, para tener una mayor posibilidad de evitar algún accidente ante alguna eventualidad.

Además, siempre es recomendable conocer las rutas por las que circulamos y planear con anticipación nuestras rutas, para de esta manera, estar al pendiente de salidas o cambios de dirección, para hacerlos con precaución.

Nunca está de más ceder el paso, hacer fila de manera ordenada y nunca circular por acotamientos, o caminos destinados para ciclistas o peatones. Además, es imperativo señalar de manera correcta nuestros movimientos y realizarlos con anticipación.

Lee ¿Por qué nos volvemos agresivos en el coche?

No distraerse al conducir

La sociedad moderna nos exige estar conectados en todo momento y la mayoría de la gente tiene muchos pendientes por hacer, incluso cuando sale del lugar trabajo. No obstante, las distracciones al volante son una de las principales causas de accidentes entre la población.

Es muy importante, no caer en distracciones mientras circulamos, como realizar llamadas o mandar mensajes, pero de ser inevitables, siempre habrá una alternativa de conectividad disponible para nuestro auto.

De esta manera, podremos estar alertas ante cualquier situación que pueda comprometer nuestra seguridad y la de los demás usuarios que pueden estar bajo la misma presión que nosotros.

Conocer y respetar las reglas de circulación

El hecho de que existan reglamentos de tránsito o normas de conducción de cualquier tipo es precisamente para lograr ofrecer seguridad a todos los usuarios de los espacios públicos, y mejorar la convivencia entre todos.

Desde no invadir un paso peatonal, dar vueltas prohibidas, respetar el límite de velocidad y utilizar el carril izquierdo sólo para rebasar, entre otras normas, permitirán una circulación y convivencia más sana entre todos los conductores.

Respetar y conocer los señalamientos viales brinda seguridad y mejora la convivencia.

En carretera es también muy importante tomar en cuenta el uso de las luces altas y de niebla, haciendo conciencia de que un deslumbramiento puede ocasionar un accidente serio.

Conducir según
las condiciones

Muchos de los factores no se encuentran bajo nuestro control cuando conducimos, por eso hay que tomarlos con seriedad y actuar de acuerdo con las condiciones que se maneja, ya sean factores de tipo climático, de las vías o de los demás usuarios de éstas.

Conducir bajo la lluvia, tiene serios efectos sobre el desempeño de muchos componentes vitales de nuestro coche, por eso es de suma importancia circular a una velocidad más moderada cuando el pavimento está mojado, porque afecta de manera directa a la distancia de frenado.

Conducir bajo la lluvia afecta el desempeño de los neumáticos y alarga las frenadas.

De igual manera, es muy importante no intentar cruzar pasos inundados, pero también es nuestra responsabilidad mantener los distintos elementos funcionando de manera correcta, como los limpia parabrisas, para no comprometer la visibilidad.

Por último, es muy importante no conducir bajo la influencia de sustancias que puedan alterar nuestra capacidad de reacción y convertirnos en el detonante de accidentes y situaciones que pueden poner en riesgo nuestras vidas.

Es importante no manejar bajo el influjo de sustancias que alteren nuestra capacidad de reacción.

Fuente: Autología

Comenta esto