Síndrome acelerado
09 de abril, 2019

Síndrome del pensamiento acelerado: el mal de este siglo, ¿te afecta a ti también?


A diario, estamos expuestos a miles de estímulos: noticias, redes sociales, sucesos a nuestro al rededor. Tal bombardeo puede estar afectando nuestro cerebro y ocasionando niveles de ansiedad nunca antes registrados.

Un médico se ha dedicado durante más de 20 años a estudiar este fenómeno al que llama síndrome del pensamiento acelerado (SPA) y que afirma que es el mal de este siglo.

El síndrome del pensamiento acelerado es el mal de este siglo

¿Qué es el síndrome de pensamiento acelerado y cuáles son sus causas?

Consiste en un aumento de la velocidad de los pensamientos que tiene como efecto una disminución de la capacidad de concentración y un aumento de la ansiedad. Este síndrome sería generado por la enorme cantidad de estímulos a los que están expuestos los niños y los jóvenes”, explica el psiquiatra brasileño Augusto Cury en su libro Padres brillantes, maestros fascinantes.

Según Cury, este mal se diferencia de otros porque “la ansiedad del SPA viene del estilo de vida estresante y agitado, y en muchos casos no hay causas históricas”.

Basándose en su investigación, millones de niños, adolescentes y adultos editan la construcción de pensamientos y emociones de forma exagerada, sin necesidad de que tengan traumas. La causa de esto es el exceso de información y de actividades, de redes sociales e intoxicación digital,

Consecuencias

En una entrevista a BBC Mundo, el Dr. Cury asegura que como consecuencia del síndrome del pensamiento acelerado, los conflictos aumentan enormemente, porque las personas ansiosas tienen un umbral bajo para la frustración, son intolerantes a los contratiempos, están irritables y tensas.

Este mal afecta particularmente a los estudiantes, que no desarrollan un razonamiento profundo y esquemático. Son mucho más reactivos, actúan según el fenómeno estímulo-respuesta, acción-reacción, y no pueden internalizar, trabajar sus conflictos de una manera más inteligente. Tampoco tienen el coraje de pensar o debatir ideas.

Además, un profesional ansioso tiene baja productividad. Piensa mucho, pero sus pensamientos son más estériles, sus respuestas son menos inteligentes. Les falta profundidad y asertividad.

El síndrome del pensamiento acelerado genera niveles de ansiedad sin precedentes

¿Qué podemos hacer?

Según Cury, es mejor aprender a tomar las cosas con calma y pensar con detenimiento. También recomienda que hables sobre tus fracasos para que tus hijos o estudiantes entiendan que nadie sube al podio sin haber fracasado antes.

Además, considera fundamental cambiar la era de la educación mundial para pasar de la era de la información a la era de administrar la mente humana. Desde su punto de vista, tenemos que desafiar pensamientos desconcertantes, criticar ideas y reciclar emociones asfixiantes.

En relación con esto, también tenemos que cambiar la era del comportamiento para pasar de la era de señalar los fracasos a la era del elogio, para aplaudir los éxitos de tus hijos y tus empleados.

Comenta esto