retiro digno mexicanos
06 de diciembre, 2018

¿Ya pensaste en tu retiro? La Consar tiene recomendaciones para ti


La trayectoria salarial, el ahorro voluntario y tener un plan de retiro son algunas consideraciones que la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro presenta para el retiro.

Si tu trayectoria salarial no es la mejor para que te brinde una pensión más elevada, tú como trabajador, puedes ayudar a que tu ahorro para el retiro sea mayor.

Si bien es cierto que las trayectorias salariales con mejor desempeño se traducen en pensiones más elevadas, existen varias estrategias que puedes considerar como ahorrar voluntariamente; entrar al mercado laboral formal a una edad temprana (a partir de 18 años, por ejemplo); planear tu retiro más allá de los 65 años; escoger una Afore que esté dando, históricamente, sustanciosos rendimientos y cobre comisiones bajas, son las principales acciones posibles a considerar.

De acuerdo con el estudio ¿De cuánto serán las pensiones en México?: un análisis de sensibilidad de la cuenta Afore ante cambios paramétricos, elaborado por la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), existen múltiples factores (a los que llama parámetros mejorados) que juegan un papel relevante en la determinación de las pensiones, como las ya mencionadas, además de la densidad de cotización; el ahorro obligatorio; la evolución salarial y el número de beneficiarios del pensionado.

El estudio expone un ‘caso base’, con un trabajador de 25 años que cotiza al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y que tiene un salario base de cotización mensual de 10 mil pesos, con una densidad de cotización de 100 por ciento, una aportación obligatoria de 6.5 puntos porcentuales, que equivalen a la aportación tripartita y que el 1.6 por ciento corresponde a la cuota social y que se retirará a los 65 años.

Lee: 9 herramientas para saber qué Afore te conviene más

Además, considera que su carrera salarial es plana, sin aportaciones adicionales al ahorro obligatorio, sin beneficiarios y con un rendimiento real anual de 4.0 por ciento, previo al cobro de comisiones, el cual es en promedio 1.01 por ciento.

Ante este ‘caso base’, la pensión de este trabajador a la hora de retirarse sería de tres mil 899 pesos mensuales.

“Si se contrasta el caso de un trabajador ‘base’ manteniendo los parámetros actuales del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), frente a otro trabajador ‘modelo’ con parámetros mejorados, el resultado es diametralmente opuesto: el monto de pensión pasa de tres mil 899 pesos a siete mil 852 pesos y la tasa de reemplazo se eleva de 39 a 79 por ciento”, reveló la Consar.

Existen múltiples factores que juegan un papel relevante en la determinación de las pensiones, sentenció la comisión.

Y es que la carrera salarial de cada trabajador es única y posiblemente irrepetible. Es evidente que este parámetro incide ampliamente en las pensiones y en las tasas de reemplazo; en el primer caso, el beneficio será más alto en la medida en que la dinámica de los ingresos sea positiva; su valor final dependerá, en gran medida, del último sueldo y de la forma en que éste caiga o se mantenga en los últimos años antes del retiro.

Así, la pensión que pueden alcanzar los trabajadores mexicanos que forman parte del Sistema de Ahorro para el Retiro depende de un número importante de parámetros: edad; ahorro, tanto obligatorio como voluntario; comisiones; rendimientos; beneficiarios; salario; mejorar condiciones de empleo, entre otras.

“Es posible mejorar las pensiones y las tasas de reemplazo en México; más aún, en muchos casos las posibles mejoras no necesitan de un cambio en el marco jurídico, que sería muy deseable, sólo de que los trabajadores tomen decisiones adecuadas sobre sus cuentas individuales”, afirmó la Consar.

Fuente: El Financiero

Comenta esto