Resolver homicidios
08 de enero, 2019

Resolver homicidios llevaría 55 años


En Jalisco se necesitarían 55 años para resolver los homicidios pendientes del periodo de 2010 a 2016, de acuerdo con una investigación del portal de noticias Animal Político.

El promedio en México es de 124 años. En estados como Colima, los homicidios se resolverían en un plazo de 571 años; en Guerrero, se requieren 571 años para resolver los homicidios de los años 2010 a 2016. En la Ciudad de México el rango se reduce a 22 años.

La efectividad es de apenas 5 por ciento, por lo que 95 por ciento de los casos queda impune.

Un asunto reciente, la liberación de Ricardo N, segundo presunto cómplice del asesinato del sacerdote Juan Miguel Contreras García, se concretó por falta de pruebas, que debían ser aportadas por la Fiscalía General del Estado (FGE).

De acuerdo con el investigador del Centro Universitario de la Ciénega (CUCiénega), Rubén Ortega Montes, al cierre de 2018 había 700 carpetas de investigación, están pendientes 130 órdenes de aprehensión sólo se han emitido tres condenas.

Sobre la liberación del cómplice del homicida del sacerdote, Ortega Montes destacó que los operadores del sistema de justicia todavía “torturan, mienten, crean o acomodan situaciones a veces inexistentes”, y que salen a la luz en las audiencias en un sistema donde los jueces refutan las pruebas.

El experto destacó las deficiencias de los agentes del Ministerio Público especializados en homicidios y así como de la Policía Investigadora. Destacó, sobre todo, la falta de una “fiscalía de homicidios (orientada) hacia la sociedad en general”.

Según Animal Político, la violencia también se refleja en las deficiencias de los estados para la investigación de los delitos.

Por ejemplo, mientras en Jalisco se utiliza un microscopio electrónico de barrido de alta tecnología para la detección de rastros de la utilización de armas de fuego, en contraste Nayarit usa en su laboratorio forense una “pistola” de luz.

La diferencia, enfatiza la investigación, “puede determinar que un inocente quede libre o vaya a prisión”.

Según Animal Político, Nayarit y Jalisco comparten no sólo vecindad geográfica, sino también la violencia creciente, pues en 2017 ambos estados registraron 300 asesinatos cada uno. En el caso de Jalisco representó un incremento de 20 por ciento respecto al año anterior.

Por Adrián Montiel

Fuente: NTR Guadalajara

Comenta esto