la importancia del uso de los espejos retrovisores | visibilidad
02 de octubre, 2018

Esto es lo que tienes que hacer para mejorar la visibilidad de tu auto


Ver bien es lo más importante al manejar. Te decimos lo que deberías hacer y probablemente estés pasando por alto para mejorar la visibilidad de tu auto

No hay duda, lo más importante a la hora de manejar es la visibilidad.

Es debido a la mala visibilidad que muchos de los accidentes se producen. Conducir requiere concentración y, sobre todo, ajustar perfectamente nuestra visión para asegurar que, literal, no perdamos nada de vista.

Es por ello que mediante pequeños ejercicios puedes mejorar sustancialmente la visibilidad cuando manejas y evitar posibles accidentes.

Te puede interesar: Las principales metas del próximo alcalde tapatío

Haz barridos visuales

Seguro haz hecho el experimento en el que luego de mirar fijamente una imagen por unos segundos, lo que hay alrededor termina por desaparecer. Esto es algo similar a lo que ocurre cuando conduces. Es por eso que se recomienda hacer constantes barridos. Al hacerlos puedes prevenir y anticipar cualquier percance.

Visión periférica

Sí, es el famoso ‘reojo’. Todo lo que vemos alrededor del objeto o centro de nuestra visión es conocido como visión periférica. Aunque normalmente no le prestamos mucha atención, es una habilidad que debemos desarrollar, y nos ayudará a que cualquier movimiento que ocurra nos haga enfocar la mirada. Esto puede prevenir muchos accidentes.

Alza la cabeza

Parece broma, pero no lo es. Levantar la cabeza te hace no sólo ver más claro, sino que una posición más alta te permite alcanzar visualmente lo que está cerca sin que te estorbe el cofre del auto. Sin embargo, esto debe ser sólo momentáneo, pues lo ideal es mirar al frente y a lo lejos para así anticipar mejor y poder actuar.

Cuídate del Efecto Túnel

La velocidad siempre hará más complicadas las cosas y en el caso de la visibilidad, no es la excepción.

Si vas muy rápido, no solo no serás capaz de reaccionar suficientemente veloz, sino que tu campo visual se verá significativamente disminuido. Esto es porque estando detenidos nuestra visión periférica es de 120º, pero cuando vamos a 65 km/h se reduce a 70. Súmale más velocidad y se reduce aún más: 100 km/h y será solo de 42º; más de 130 km/h y apenas llegará a 30 grados. Es como si hubieran paredes en los costados de la vía.

Ajusta espejos y asiento

Un punto ciego puede representar un peligro. Seguro has sentido ese microinfarto cuando cambias de carril, y un claxon te avisa que circulaba alguien por ahí y tú no habías visto. Esto se puede arreglar ajustando correctamente los espejos. Siéntate derecho, sobre el respaldo del asiento; al voltear a los espejos debes notar apenas el borde de tu auto.

En cuanto al retrovisor debes ver la mayor parte del medallón.

Si vas solo también puedes ajustar el asiento del copiloto, para que no te obstruya ninguna ventanilla y puedas voltear cuando quieras e incorporarte a otra vía.

Fuente: Atracción 360

Comenta esto