aborto | menstruación | importante
01 de noviembre, 2018

¿Qué es lo más importante: la salud o el dinero?


Parece la pregunta más tonta del mundo. Es como querer saber cuál es más importante: el ojo izquierdo o el derecho. Pero ¡cuidado! el mejor negocio que puedes hacer es cuidarte.

¡Por supuesto que la salud es más importante! O al menos eso dice el 90% de las personas a las que les he preguntado esto en diversos foros; pero entonces, ¿Por qué nuestras acciones muchas veces demuestran lo contrario? Mira las siguientes reflexiones:

  • Primera: ¿Cuántas horas de nuestro día ordinario nos dedicamos a conseguir dinero y cuántas a nuestro bienestar?
  • Segunda: Si nuestro banco nos avisa que ha habido un retiro de nuestra cuenta, ¿Cuánto tiempo tardamos en reaccionar y en atender ese asunto? Y si es nuestro cuerpo el que nos avisa que algo no anda bien, ¿En cuánto tiempo tomamos medidas para atendernos?
  • Tercera: ¿Por qué muchas personas prefieren comprarse un smartphone de 15,000 pesos en lugar de pagar un check up de la misma cantidad?

Decimos que la salud es más importante, pero para muchas personas parecería que su vida gira en torno al dinero, otras parece que abusan de su cuerpo, otras caen en excesos, se “mal pasan”, se estresan.

Lee: ¿Cuáles son los negocios online más rentables?

¿Qué tan congruentes estamos siendo?

Aunque no está comprobado, el cáncer podría deberse a mala alimentación, hábitos tóxicos, emociones negativas estancadas, etc. De acuerdo con Jonathan Cuevas, director de Wellness en Mercer Marsh Beneficios, en el último año, el número de casos de cáncer se incrementó casi 50% con respecto al año anterior y el costo de los tratamientos aumentó casi un 80% en sólo 12 meses. Si hoy hacerse cargo de esta enfermedad es caro ¡Imagínate dentro de cinco años! Si continuara incrementándose al ritmo del año pasado, costará casi 10 veces más.

El precio de los gastos médicos en general se mide por la llamada “inflación médica”, que actualmente en México se encuentra en niveles del 12%. Imagina que tienes 30 años de edad y te piensas jubilar a los 60, es decir, te faltan 30 para jubilarte. A este ritmo de crecimiento, para esa edad, tu atención en salud en términos nominales costará 30 veces más que ahora.

Si no te cuidas, el día que te jubiles vas a tener dos opciones: atender tus problemas médicos en la seguridad social o pagar tú mismo este costo de forma exorbitante.

Si optas atenderte en la Seguridad Social, toma en cuenta algo: actualmente, para darte una cita, en muchos casos tienen que pasar al menos cuatro semanas en promedio para que un médico especialista te atienda. Si el número de adultos mayores se va a triplicar en los próximos años, muy probablemente el periodo de espera también se incrementará. Yo no confiaría en que atenderme en la seguridad social será la mejor opción a mi retiro.

Por lo tanto, si optas por absorber tú mismo los altos gastos a partir del día que te jubiles, te recomiendo que vayas preparando un “guardadito” de más o menos 5 millones de pesos, porque eso es lo que necesitarás sólo para atender tus necesidades médicas si no atiendes bien tu salud.

Dado que cualquiera de las dos opciones suena poco viable, el mejor negocio que puedes hacer es cuidarte.

Por lo tanto, si piensas que estar sano es más importante que el dinero, demuéstralo con tus acciones: sé congruente, cuida tu alimentación, tus estados emocionales, tu ritmo y calidad de vida. Pero si en el fondo piensas que el dinero es más importante, entonces la recomendación sería la misma: que te cuides, pues los costos médicos son tan altos, que la mejor manera de proteger tus finanzas es vigilando tu salud.

Además, esto te dará tanta calidad de vida para seguir produciendo capital, que sin importar qué sea lo más trascendental para ti, cuidarte vía la prevención, es tu mejor elección. En mi opinión, todo lo que inviertas en tu salud y en tu bienestar, habrá valido la pena.

Contacto:

Correo: arturo.luna@mercer.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

Comenta esto