MiBici | movilidad
08 de octubre, 2018

Por una movilidad más incluyente


Las acciones gubernamentales en favor de la movilidad no motorizada ha sido impulsada y apoyada desde la sociedad civil

En el sexenio, la movilidad no motorizada tomó un gran impulso gracias al apoyo e insistencia de la sociedad organizada, que llevó el uso de la bicicleta y el respeto por el peatón a la agenda pública del Gobierno del Estado y los Ayuntamientos.

Así, las administraciones estatal, y particularmente las de Guadalajara y Zapopan implementaron programas y acciones como la renovación de la vía pública, la construcción de más ciclovías, el arranque del programa MiBici y la aplicación de estrategias para una mejor conciencia vial, a fin de fomentar el uso responsable de la bicicleta y la toma del espacio público por parte de los peatones.

La Secretaría de Planeación, a través de su Monitoreo de Indicadores (Mide), revela que en 2015 había 35.5 kilómetros de ciclovías registrados, pero al cierre de 2017 esa cantidad creció 43.6 kilómetros más, y aunque la meta para 2018 son 94, se espera que al cierre de este año termine la administración con 162.5 kilómetros de ciclovías en las áreas urbanas de la metrópoli.

-¿Qué es el colectivo GDL en Bici y qué actividades realiza?

-Es un colectivo que inició a partir de los paseos ciclistas nocturnos y oficialmente hizo actividades públicas el 22 de septiembre de 2007, en el Día Internacional sin Auto. Rodábamos, pero queríamos hacer más y fue cuando empezó a crecer la historia del colectivo. En 2009 empezamos a hacer más incidencia política; nos metimos al Consejo Ciudadano de Movilidad de Guadalajara, organizamos el Segundo Congreso Nacional de Ciclismo Urbano ese año. Empezamos con siete personas y ahorita somos 15 aproximadamente. Además de los paseos en bicicleta hacíamos charlas sobre su uso, lanzamos la revista “Ciudad en Bici” en la que compartíamos consejos para el uso adecuado de la bicicleta, noticias sobre la movilidad no motorizada en el país y en el mundo.

-¿Cómo incide el colectivo en la promoción del uso de la Bicicleta?

-Tenemos una casa ciclista en la que recibimos a viajeros, impartimos talleres de mecánica básica, intermedia, de seguridad vial, ayudamos a las personas para que se enseñen a andar en bici, hay un taller sólo para chicas, de cómo hacer bicicletas de bambú, e incluso tenemos una biblioteca.

Allí prestamos el servicio de taller a bajo costo, damos charlas en las escuelas y, en lo político, formamos parte del Consejo Ciudadano del Instituto de Movilidad. Desde allí insistimos para incidir en las políticas públicas para la movilidad no motorizada. Además, insistimos en que los gobiernos pongan a personas capaces y con conocimiento en los puestos y direcciones de Movilidad.

-¿Cuáles cree que son las acciones impulsadas por el colectivo que han hecho visible a la movilidad no motorizada?

-Podría decirse que las actividades van marcadas por etapas. Primero con el “Paseo de Todos y de Todas” y las charlas que fueron el motor del movimiento. Después, con la llegada y la unión de otros colectivos para las ciclovías ciudadanas pintadas por sus integrantes ante la falta de infraestructura ciclista por parte de la autoridad. Luego, la incidencia en la política para la reforma de la Ley de Movilidad y Transporte en la que se comenzó a considerar a la bicicleta como un verdadero medio de transporte. La colocación de las bicicletas blancas en los lugares donde habían fallecido ciclistas; la participación del colectivo para la creación del Manual del Ciclista Urbano, que desde hace seis años teníamos listo pero no contábamos con los recursos para su impresión y el cual fue promovido por Felipe Reyes desde el Instituto de Movilidad.

-¿Cómo influye el colectivo para visibilizar el tema de la movilidad no motorizada?

-GDL en Bici, solo, ha logrado cosas. Sin embargo, la mayoría ha sido posible con otros grupos, como un movimiento ciclista. Se ha conseguido posicionar el tema a nivel político, al grado de que ex activistas fueron colocados en lugares estratégicos para hacer más cosas.

Otro logro fue que los gobiernos nos voltearon a ver y mejoraron la infraestructura ciclista, nos apoyaron para la publicación del manual, además de que socialmente vemos que ha aumentado el número de ciclistas. El movimiento ha hecho que los automovilistas respeten más al peatón y al ciclista.

-¿Por qué consideras que ha bajado el número de muertes de ciclistas?

-Con Bici Blanca hemos llevado un registro de todos los ciclistas que mueren en la ciudad desde 2010, cuando tuvimos un registro de 34 personas que fallecieron en sus trayectos ciclistas. Los demás años subía y bajaba, pero desde hace dos años comenzó en picada, al grado que el año pasado disminuyeron 50% las muertes ciclistas.

Las causas son multifactoriales. La primera, bien o mal, es que ya tenemos más infraestructura ciclista, y al construir ciclovías la gente cambia la perspectiva de la ciudad y entiende que hay otra forma de moverse. La segunda tiene que ver con los proyectos de educación vial como la Bici Escuela y Educa Vial, porque se entienden mejor las responsabilidades que cada quien tiene dentro de la pirámide de movilidad.

-¿Cuáles son las acciones del Gobierno que, consideras, han favorecido a la movilidad no motorizada?

-De entrada, la mejora de infraestructura ciclista. Tenemos ya más de 100 kilómetros, los cuales aún deben ser interconectados, la publicación del Manual del Ciclista Urbano, la creación del sistema Bici Pública en Guadalajara, Zapopan y Tlaquepaque, aunque se quedó corto ante la falta del recurso que realmente se necesitaba, la implementación de políticas y cursos para generar conciencia sobre la movilidad urbana, como Banquetas Libres y Educa Vial, los cuales deberán continuar la siguiente administración y los cuales deberían ser llevados a otros municipios mediante un proyecto estatal.

-¿Cuáles son los pendientes que tiene la siguiente administración en el tema?

-Lo principal es que se apresure a la publicación del nuevo Reglamento de Movilidad a partir de las reformas a la conocida como Bici Ley, aprobada en 2016. También hemos pedido un programa metropolitano para que los municipios se coordinen entre ellos, que tengan la misma infraestructura y señalamientos a través de la Norma Técnica de Movilidad No Motorizada, que todavía está congelada.

Otro de los pendientes es la articulación de las vías ciclistas a través de una red interconectada entre municipios y que se realicen los estudios necesarios para saber cuántos ciclistas circulan diariamente en la metrópoli, porque ahorita lo único que nos permite medir es Bici Pública, cuánta gente circula y cuánta más se inscribe, pero hay mucha más gente que utiliza su propia bicicleta y hasta ahorita no tenemos un dato al respecto.

Perfil

Yeriel Salcedo es uno de los personajes que, desde el colectivo GDL en Bici, ha insistido en la promoción del respeto por el ciclista, el peatón y la interacción responsable de quienes conforman la movilidad urbana del Área Metropolitana de Guadalajara. Él utiliza la bicicleta como medio de transporte desde que tiene memoria. Para Yeriel, académico del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), los logros de la última administración en materia de movilidad no motorizada se deben, en su mayoría, a la organización de la sociedad civil, que ha insistido en que se respeten y hagan valer sus derechos como integrantes de la comunidad ciclista y como peatones.

Te puede interesar: TOP 7 Cosas Qué Hacer en Guadalajara (Con fotos)

Fuente: Informador

Comenta esto