ponchadura a alta velocidad
31 de enero, 2019

Ponchadura a alta velocidad: ¿Qué hacer?


Un neumático ponchado siempre es un problema molesto. Pero experimentar esto en una autopista a toda velocidad puede tener consecuencias fatales. La forma en que reacciones al volante puede ser la diferencia entre la vida y la muerte.

Al presentarse la ponchadura o explosión del neumático a alta velocidad, es común que el conductor experimente una pérdida de control brusca que, de no revertirse, puede llevar fácilmente a una volcadura, choque o desbarrancamiento.

¿Qué debes hacer?

Éstas son algunas recomendaciones proporcionadas por el Consejo Nacional de Seguridad (NSC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, las cuales conviene memorizar porque sólo tendrás segundos para aplicarlas en caso de que te suceda este desafortunado evento.

1) A la primera señal de un problema con un neumático, sujeta el volante con firmeza.

2) No presiones los frenos.

3) Deja que el auto desacelere gradualmente al quitar tu pie del pedal del acelerador.

4) Lleva el vehículo hacia el acotamiento o, si es posible, hacia una salida.

5) Si necesitas cambiar de carril, pon direccionales para alertar a los otros conductores y hazlo de manera suave y cuidadosa, revisando con detenimiento tus espejos y el tráfico a tu alrededor.

6) Maniobra el vehículo conforme desacelera. Es mejor orillarte que detenerte en medio del tráfico arriesgándote a una colisión por detrás.

7) Cuando los cuatro neumáticos estén fuera del pavimento, frena de manera ligera y cautelosa hasta detenerte.

Lee Video: ¿A qué velocidad puedes conducir con tus llantas?

8) Enciende tus luces de emergencia.

9) Es importante tener el auto bien sobre el pavimento y lejos del tráfico antes de detenerte, incluso si seguir hacia un lugar más seguro significa seguir andando lentamente con un neumático ponchado. Puedes manejar así siempre y cuando lo hagas con cuidado y evites movimientos repentinos.

10) Una vez que estés fuera del camino, pon los triángulos de emergencia detrás del auto para alertar a otros conductores y deja encendidas las luces de emergencia. Si sabes cómo cambiar el neumático y tienes el equipo necesario, hazlo.

11) Recuerda que tu seguridad está por encima de tu itinerario o cualquier otra cosa que planeabas hacer. Cambiar un neumático con el tráfico zumbando a tu lado puede ser algo difícil y hasta peligroso. Por eso, quizá sea mejor obtener ayuda profesional.

12) Levanta el cofre y ata algo blanco a la antena de radio o cuélgalo en la ventana para señalar que necesitas ayuda.

13) No te pares junto a tu vehículo. Si es posible, párate lejos y espera que llegue la ayuda.

14) La mayoría de las carreteras son patrulladas de manera regular por la policía o los Ángeles Verdes. Puedes pedir ayuda con tu teléfono celular o si estás en una autopista busca uno de los teléfonos de emergencia instalados a lo largo del camino.

Fuente: Vivir Tranquilo

Comenta esto