jitomates
20 de septiembre, 2018

¿Por qué no es recomendable refrigerar los jitomates?


El sabor de los jitomates se da gracias a la interacción de azúcares, ácidos y compuestos volátiles

El jitomate es uno de los alimentos indispensables en la cocina: da sabor, color y muchas veces textura. Probablemente sea difícil imaginarnos algún platillo sin él y comerlo adecuadamente es de suma importancia, como también lo es su cuidado antes de consumirlo.

Muchas personas cometen el error de mantener en refrigeración los jitomates pero ahora sabemos que podría ocasionar un grave problema. Y en esta nota encontrarás por qué es malo refrigerar los jitomates.

De acuerdo con el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) el jitomate contiene minerales como calcio, fósforo, potasio y sodio; así como vitaminas A, B1, B2 y C. Además tiene propiedades medicinales que ayudan a combatir enfermedades hepáticas, o bien, ayudan a prevenir la diabetes y el asma.

Todas estas propiedades del jitomate son muy importantes pues no sólo nos ayudan a obtener nutrientes sino que nos ayudan a prevenir enfermedades. De ahí radica su importancia en el cuidado tanto en la cosecha, en la conserva y en la preparación. Y, aunque muchas veces es recomendable refrigerar los alimentos para evitar su descomposición, en el caso del jitomate, se recomienda evitarla y mantenerla a temperatura ambiente.

Te puede interesar:  Cilindros de Gas LP, polvorines caseros

Uno de los problemas del jitomate es que al comprarlo la mayoría de las veces no está maduro por lo que el Doctor Joseph Mercola señala que ”si pone un jitomate que aún no está maduro en el refrigerador, el proceso de maduración se detendrá, por lo que sin duda dará como resultado un jitomate sin sabor.” De ahí la importancia de mantenerlos a temperatura ambiente.

Este problema se manifiesta debido a que la refrigeración provoca una perdida de sabor en los jitomates. De acuerdo con una investigación realizada por la Universidad de Florida, el sabor de los jitomates se da gracias a la interacción de azúcares, ácidos y compuestos volátiles: de estos últimos -que el jitomate cuenta con cientos- sólo de 15 a 20 cambian la percepción del sabor.

Los compuestos volátiles se encuentran en el umbral de olor que, con la refrigeración se pierde. De acuerdo con el estudio, el umbral se determina gracias a nuestra capacidad de detectar la concentración de la sustancia (del jitomate).

Sin embargo, existe una solución para remediar el efecto de los compuestos volátiles en los jitomates expuestos a la refrigeración. Se puede remediar el efecto de la refrigeración si se dejan a temperatura ambiente durante 24 horas: posteriormente, se pueden comer y el sabor será más fresco.

Fuente: El Universal

Comenta esto