14 de mayo, 2019

Mirar la suela de tus zapatos te puede ayudar a prevenir estas enfermedades


Tener un zapato que te calce correctamente está más relacionado con la salud de tu organismo de lo que crees. No solo hablamos de la incomodidad que puede generar no llevar el calzado correcto, sino de las señales que aparecen en la suela y la plantilla.

Cuando el zapato te calza mal, cuando tienes una anormalidad en el caminar o alguna combinación de ambas, la suela es una especie escena del crimen. Al observar detenidamente el lugar donde se desgasta, puedes determinar la presencia de algunas molestias y enfermedades.

Estos son los lugares que puedes inspeccionar en busca de anomalías.

La bola del pie

Metatarsalgia o dolor en la bola del pie

Si has notado que la suela se desgasta principalmente bajo la bola del pie, esto implica que hay una sobrecarga del tendón de Aquiles. Una mala elección de zapatos puede ocasionar esto, así como algunas lesiones relacionadas con el deporte. La consecuencia será una dolorosa tendinitis del tendón de Aquiles.

La orilla interior de la plantilla

La plantilla interior tiene la función de aliviar la presión que recibe la planta del pie cuando andas. Si observas un desgaste excesivo en su orilla interior, esto puede significar que giras demasiado la pierna al caminar. Existe el riesgo de que desarrolles braquibasia (caminar lentamente, dando pasos cortos) y de que se deteriore tu forma general de andar.

La orilla interior y exterior de la suela

Si tu suela está deteriorada principalmente en la parte interior de la punta y la parte exterior del talón, entonces es muy probable que sufras una pronación excesiva del pie. Cuando esto pasa, la superficie exterior se voltea hacia dentro y la suela hacia fuera. Esto puede provocar osteocondrosis y otras complicaciones.

Bajo los dedos de la plantilla

mujer tacones dolor
Fuente: Shutterstock

Si la plantilla interior presenta desgaste en la región de la bola del pie, justo debajo de los dedos, puede que el tacón sea muy alto para ti. Según explican los expertos, el rango ideal de la altura del tacón es de 2,5 a 4 centímetros, y cualquier cosa superior a 7 centímetros es demasiado.

El uso frecuente de tacones demasiado altos puede causar malformaciones en los pies, lesiones de tobillo, artrosis, mala circulación y tensión en el tendón de Aquiles y la región lumbar.

La orilla exterior de la suela

Si hallas rastros de desgaste excesivo en la suela desde su orilla exterior, puede que tengas una deformación del arco del pie. Si esto no se trata puede resultar en aparición de pie zambo o equinovaro, que suele aparecer en niños recién nacidos, pero también puede generarse como producto de malas posiciones y una predisposición natural.

Lee 4 consecuencias de una mala postura en la oficina

Entre los dedos de la plantilla

Si el desgaste de la plantilla interna está entre los dedos, podría indicar la posible deformación de algún dedo. Esta enfermedad puede ser causada por el uso de zapatos muy ajustados y estrechos. Es el segundo dedo el que normalmente se deforma, adquiriendo un aspecto similar al de un martillo. Procura solo usar zapatos que te calcen correctamente.

Bajo el dedo gordo de la plantilla

dolor tobillo
Fuente: Shutterstock

Si tu plantilla interna se desgasta más en la zona del bulto debajo del dedo gordo, es una señal clara de que usas zapatos demasiado estrechos. A la larga esto conduce a la deformación de todo el pie y de la columna vertebral.

Una pisada saludable desgastará los zapatos en la punta de los dedos o en el talón. Las pisadas deformadas pueden causar dolor de espalda, así como deformaciones más graves en el pie y fuertes dolores de cabeza.

Por Waleska Bustos

Fuente: Bioguía

Comenta esto