tarjeta de crédito
20 de julio, 2017

Los principales fraudes a los que expones tu tarjeta de crédito


En el 2016 se realizaron más de 2,469 millones de pagos con tarjetas bancarias. De las compras hechas en comercios electrónicos, el 48% corresponde a pagos efectuados con tarjetas de crédito y el 52% con tarjetas de débito, de acuerdo con datos del Banco de México.

Según datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) el año pasado, 73 de cada 100 quejas registradas en el sector bancario fueron por fraude.

Las formas más comunes de fraude bancario: el robo y extravío de la tarjeta de crédito o débito, la clonación de la banda magnética en cajeros o terminales de cobro, compras por teléfono o internet, transacciones electrónicas y falsificación de datos personales.

En época de vacaciones, este tipo de delitos se comenten generalmente en bares o antros, restaurantes, tiendas departamentales, centros comerciales, hoteles, gasolineras y centros turísticos.

“Al salir de vacaciones, lo más importante para no ser víctima de un fraude es evitar usar la tarjeta, ya sea de crédito o débito, en pagos pequeños. Así tienes mejor control sobre los gastos hechos y los lugares donde pagas con el plástico” comenta Freddy Domínguez, cofundador y director general de ComparaGuru.com.

Para ello es recomendable tomar en cuenta estos consejos:

  • Evita hacer pagos en internet con una red pública. Si vas a pagar alguna reservación o actividad recreativa, usa tu teléfono con datos o internet propios.
  • No utilices cajeros automáticos en vías públicas. En ocasiones estos cajeros cuentan con dispositivos, no perceptibles a la vista, para robar información de la tarjeta, así como NIP o datos personales. Si necesitas usar uno, es preferible acudir a plazas o centros comerciales.
  • Lleva un registro de tus compras o gastos. Con la finalidad de que tener control sobre el dinero gastado, además podrás monitorear tu saldo y detectar alguna irregularidad en él.
  • Mantente alerta sobre los movimientos en tu cuenta. Solicita a tu banco acceso a la banca en línea o banca móvil, a fin de que puedas monitorear tu saldo y las transacciones realizadas sin tener que acudir al cajero automático o banco de forma presencial.
  • Da aviso a tu banco sobre cualquier irregularidad en tu cuenta. Si notas que han aparecido cargos no reconocidos o tienes menos saldo al que tú habías detectado, llama inmediatamente a tu banco para dar aviso de que no reconoces los cargos y los bloqueen. De igual forma, avisa en caso de robo o extravío de tu tarjeta.
  • Si haces una compra por internet, sé cauteloso. Revisa que la dirección de la página empiece con https y aparezca un candado en la barra de búsqueda de la página, este símbolo es signo de que tu información estará protegida a la hora de hacer la compra.

Fuente: www.dineroenimagen.com

Comenta esto