iluminar el rostro
07 de mayo, 2019

5 formas naturales de iluminar la piel de tu rostro


La luminosidad de la piel es determinada por una combinación de factores internos y externos, como la frecuencia e intensidad de la exposición al sol, la contaminación, el estrés y la falta de descanso.

Igualmente, existen muchas maneras de potenciar el brillo de la piel o remediar una piel apagada y lastimada por el ambiente o la mala alimentación. Lo mejor de todo es que no es de ninguna manera necesario hacer uso de cosméticos industriales: es perfectamente viable optar únicamente por soluciones naturales.

Una manera de revitalizar la piel y hacerla ver radiante sin importar la edad o el género es exfoliándola de manera regular para eliminar las impurezas y otros agentes.

A continuación te presentamos cinco soluciones naturales para tener una piel brillante.

piel brillante
Fuente: Shutterstock

Mascarilla de yogur y aceite de almendras

Para los problemas tópicos, el yogur es un verdadero aliado. Su contenido láctico regula el pH de la piel y minimiza el acné y los puntos negros. Por su parte, el aceite de almendras aporta brillo al cutis.

Para preparar esta mascarilla, sólo debes mezclar 2 cucharadas (40g) de yogur natural y media cucharadita (5ml) de aceite de almendras dulces, más 2 gotas de aceite esencial de sándalo, hasta obtener una solución homogénea.

Aplícalo durante la noche, luego de eliminar cualquier residuo de maquillaje. Déjala actuar durante 15 minutos y luego enjuaga con agua tibia. Repite 2 o 3 veces a la semana.

Aceite de limón y aceite de rosas

Para esta preparación, necesitarás 6 gotas de aceite esencial de limón y 20 gotas de aceite esencial de rosas.

Lo único que debes hacer es mezclar los dos aceites en un recipiente y frotar el líquido en la piel limpia antes de acostarte. Procura retirarlo con abundante agua a la mañana siguiente. Úsalo por lo menos tres veces a la semana.

Esta mezcla no solo ilumina la piel, sino que también la tonifica. Ambos ingredientes estimulan la producción de colágeno, evitando además signos prematuros de edad.

cara brillante sonrisa
Fuente: Shutterstock

Mascarilla de avena y lavanda

Esta mascarilla se prepara con 1 cucharada (20g) de harina de avena, 4 gotas de aceite esencial de lavanda y 3 cucharadas (45ml) de leche.

El primer paso es colocar la harina de avena en un recipiente. A continuación, debes mezclarla con el aceite esencial de lavanda y las cucharadas de leche, asegurándote de obtener una pasta espesa. Para usar la mezcla, limpia tu rostro y aplícala. Deja que actúe 20 minutos y enjuaga. Repite el procedimiento dos veces a la semana.

La avena posee propiedades hidratantes y exfoliantes que revitalizan la piel. Si además la combinas con lavanda, obtendremos la mezcla completa para la iluminación del rostro.

Mezcla de manzanilla y miel

La mezcla perfecta para la tonificación de la piel es la de la manzanilla y la miel de abeja orgánica.

Solo necesitas 1 cucharada de manzanilla seca, media taza de agua (125ml), y 2 cucharadas de miel.

Vierte la manzanilla seca en media taza de agua hirviendo. Deja reposar hasta que esté tibia para luego filtrarla con un colador y agregarle la miel.

Coloca la preparación en tu piel con algodones dando toques suaves, sin frotar. Luego, retira con la ayuda de un paño suave y húmedo. Úsala cada noche antes de dormir.

Esta mascarilla es ideal para las pieles cansadas y apagadas. Además, cierra los poros.

Mascarilla natural para iluminar el rostro

Mezcla de leche, naranja y miel

Necesitas 3 cucharadas de leche, 2 de zumo de naranja y 1 de miel orgánica. Solo debes verter todos los ingredientes dentro de un recipiente y mezclarlos.

En la noche, después de desmaquillarte, extiende el producto por todo el rostro y déjalo actuar 20 minutos antes de enjuagar. Repite su uso dos veces a la semana.

Una de las claves para la piel iluminada es la vitamina C. Las propiedades antioxidantes ayudan a combatir los radicales libres y las posibles infecciones dentro y fuera de la piel, para darle un aspecto radiante y saludable.

Fuente: Bioguía

Comenta esto