17 de mayo, 2019

Feminicidios en Jalisco


Vanesa Gaytán Ochoa estaba en proceso de divorcio de su marido, a quien había denunciado desde diciembre de 2017 por violencia machista. El pasado jueves 25 de abril, Vanesa tomó un taxi y se dio cuenta de que su pareja la seguía en su auto. Llamó a su familia y a su abogado y, por la cercanía del lugar, le recomendaron bajarse en Casa Jalisco, la residencia y oficina oficial del Gobernador de Jalisco, ubicada en una zona residencial, al poniente de Guadalajara. Vanesa Gaytán pensó que ahí estaría segura. Pero no fue así. Vanesa fue asesinada por su marido frente a Casa Jalisco, una de las oficinas públicas mejor resguardadas en el estado.

La noticia del feminicidio de Vanesa Gaytán ha sido nota nacional, pero lamentablemente y de manera indebida el Gobierno del estado filtró a la prensa un video donde se muestra el momento del atropellamiento y cuando el marido baja del auto para terminar de agredirla. Estas imágenes, que revictimizan a Vanesa Gaytán, nunca debieron filtrarse.

La sola posibilidad de que se cometa un feminicidio frente la residencia oficial del Gobernador es una muestra de la extrema vulnerabilidad que tienen las mujeres perseguidas y agredidas por la violencia machista en Jalisco. Si se comete un crimen frente a oficinas oficiales resguardadas por decenas de vigilantes, podemos imaginar la vulnerabilidad e inseguridad de otras mujeres acosadas en colonias marginadas o poblados alejados de la seguridad y de la atención pública.

El feminicidio de Vanesa Gaytán refleja al mismo tiempo la negligencia de las medidas vigilancia y protocolos que se supone las autoridades están obligadas a seguir. Vanesa Gaytán había denunciado a su marido Irvin Emanuel Ramírez Barajas por hechos de violencia y amenaza desde diciembre de 2017. El 27 de febrero de este año volvió a solicitar las medidas de protección. Pese a ello, fue asesinada. Vanesa Gaytán no habría perdido la vida si las autoridades hubieran actuado debidamente. Una vez ocurrido este feminicidio, el Gobernador Enrique Alfaro Ramírez declaró el viernes 26 de abril que se revisarán los protocolos de protección solicitados por mujeres violentadas.

Lee Recomendaciones para la sobrevivencia de las mujeres en México

Pero ni el Gobernador ni el Presidente Municipal de Guadalajara, donde radicaba la víctima, dejaron pasar la oportunidad de tratar de eludir su responsabilidad. El Gobernador dijo que la misma sociedad debe hacer una reflexión para entender que la violencia machista “es producto de la descomposición también de nuestra sociedad”. Por su parte, el presidente de Guadalajara, Ismael del Toro, dijo que hubo problemas para localizar a la víctima de feminicidio por cambio de número telefónico. Pero ni el mejor ejercicio de reflexión de la violencia machista o el que la víctima hubiera cambiado su número eximen a las autoridades de este trágico feminicidio.

Como apuntó críticamente el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Cladem) en un comunicado condenando el feminicidio de Vanesa Gaytán: “A Vanesa no la mató sólo el marido cobarde, sino todos los funcionarios ineptos que no procuraron su atención ni seguridad”.

El problema, además de trágico, es masivo. Son casi mil mujeres (948) las que han solicitado órdenes de protección tras denunciar violencia por parte de sus parejas.

Lamentablemente, muchas de ellas terminan asesinadas y tras el crimen, las autoridades se niegan a tipificar como feminicidioLos feminicidios en Jalisco han ido al alza. Guadalupe Ramos, coordinadora de Cladem Jalisco y académica de la Universidad de Guadalajara (UdeG) se ha dedicado a documentar este creciente fenómeno en la entidad. En abril del año pasado explicó que en Jalisco ha habido un incremento de 130 por ciento en asesinatos de mujeres en los últimos 20 años, pues de registrarse 40 feminicidios en 1997, la cifra aumentó hasta 112 casos en cerrar 2017.Según los registros de Guadalupe Ramos, de 1997 a 2018 se han cometido mil 655 feminicidios en Jalisco, siendo 2018 el año más trágico con 198 casos. Y este año apunta a tasas semejantes de feminicidios.

Según el Fiscal General, Gerardo Octavio Solís Gómez, desde que arrancó la actual administración estatal, el pasado 6 de diciembre, se han cometido 13 feminicidios. Pero la cifra real es mucho más alta, según los registros de Cladem, desde enero hasta el 14 de abril de este año, se han cometido 68 feminicidios, al que se agrega el de Vanesa Gaytán.

Este trágico y terrible feminicidio debe a obligar a las autoridades a replantear las medidas de protección y revisar todo el aparato de procuración de justicia para ponerlo al servicio de las mujeres violentadas. Como bien plateó Cladem en un comunicado sobre el feminicidio cometido frente a Casa Jalisco: “El caso de Vanesa no puede ser un caso más de feminicidio en el Estado. Tiene que existir un antes y un después de este cobarde asesinato. Tienen que reestructurar todo el sistema de justicia que atiende la violencia de género”.

[…]

Por Rubén Martín

Fuente: Sin Embargo

Comenta esto