accidente de auto | pega
30 de julio, 2018

Cuando manejas ¿el que pega es el que paga? No siempre


Tenemos la creencia de que quien le pega a un coche, es quien pagará el daño

Te puede interesar: Los 5 lugares más raros de Jalisco para disfrutar en vacaciones

A la hora de circular en tu coche y con la afluencia vehicular se ha extendido la creencia de que, quien te pega, será quien pague los daños en tu coche y a tu persona pero ¿qué creen? esto no es del todo cierto.

¿Les ha tocado que, cuando manejan, otro conductor les ‘avienta’ su coche para obligarlos a parar con la idea de que si le pegas, serás tú quien pague la compostura? Aquí les vamos a decir en qué situaciones el que pega paga y en cuáles otras el golpeado será el responsable.

Situación 1: Vas por una avenida principal y de repente otro auto se incorpora sin cuidado y, zas, le pegas ¿Quién tiene la culpa?

Debemos decirte que en este caso tú no serás quien pague el golpe al coche que recién se incorporó aunque tú le hayas golpeado. Todos los vehículos que van por el camino más ancho tienen preferencia sobre los otros. Así que cuidado a la hora de querer meterse a la circulación.

Situación 2: Circulas por una glorieta y de repente un pesero se mete y sin tiempo para frenar, le pegas.

Aquí, tampoco eres tú quien repare el daño. Todos los autos que circulan por una glorieta tienen preferencia sobre los que se incorporan.

Situación 3: Te orillas, paras sobre una avenida principal y pones tus luces intermitentes. De repente, enciendes tu coche y poco a poco sacas tu auto para incorporarte a la avenida pero un coche que viene circulando no calcula la distancia y te pega.

Aquí, lamentamos decirte que el conductor que te pegó tampoco es el responsable. Él, por venir en una avenida más larga tiene preferencia sobre ti, que buscas la oportunidad de retomar tu camino.

Situación 4: Circulas por una calle con tope y un coche que circulaba en la perpendicular no te ve y te pega. ¿Quién tiene la culpa?

Aquí, tú eres responsable de que el otro coche te haya pegado, ya que por manejar en un camino con tope te obliga a disminuir la velocidad e, incluso, a frenar.

Los representantes de las aseguradoras, para determinar la culpa, también deberán tomar en cuenta la velocidad en que se manejaba e, incluso, si los agraviados tienen su licencia de conducir, sin embargo, es preciso también tener cuidado en los cruces y en las esquinas, pues nunca sabes en qué condiciones viene otro auto y, mucho menos, si se trata de un conductor responsable y con seguro.

Fuente: Autopistas

Comenta esto