Diferencias entre un crédito de nomina y uno personal
07 de agosto, 2018

Diferencias entre crédito de nómina y personal


Si en el lugar donde trabajas recibes tus pagos quincenales o mensuales directamente a una cuenta bancaria a tu nombre es muy probable que hayas recibido ofertas para contratar un crédito de nómina. Se trata de un financiamiento cuyo pago mensual es obtenido por la empresa otorgante de crédito directamente desde tu cuenta de nómina. Esto quiere decir que si el pago mensual es de tres mil pesos, esta cantidad se descuenta automáticamente de lo que recibes en tu cuenta de nómina.

Cómo puedes ver, en esta clase de créditos es fácil cumplir a tiempo, pues el otorgante obtiene el pago mensual en cuanto recibes tu quincena o mensualidad. Sin embargo, el punto importante aquí es que no podrás disponer de la cantidad establecida como pago mensual del crédito, por lo que tendrás que calcular con mucha claridad el impacto que esto puede tener sobre tus finanzas personales.

Antes de aceptar un crédito de nómina, ya sea en sucursal o por cualquier otro medio, es importante que te fijes bien en la cantidad de deuda que ya tienes, especialmente en la parte de tus ingresos mensuales que actualmente destinas a pagarla. Si ya estas dedicando el 30% de tus ingresos mensuales al pago de adeudos puede ser que te quede poco margen para pagar un nuevo crédito.

Te recomendamos Cómo pedir una aclaración ante el Buró o Círculo de Crédito

La comodidad de no tener que estar al pendiente de cuando realizar el pago, ni tener que pagar en alguna sucursal o por vía electrónica, puede hacer que perdamos de vista los elementos clave del crédito, es decir, interés, costos adicionales y plazos. Por eso, al analizar las características de un crédito de nómina revisa con especial cuidado estos elementos.

Otro detalle relevante es saber si el crédito cuenta con un seguro de vida que cubra el adeudo en caso de que llegarás a fallecer y con un seguro de desempleo que cubra un número de pagos en caso de que perdieras tu trabajo.

El crédito personal es muy parecido al de nómina, pues la institución te entrega recursos para que los uses en lo que tú quieras. La diferencia es que en el caso del crédito personal el pago no se realiza automáticamente desde tu cuenta de nómina.

Si ya eres cliente de un banco probablemente tengas ya un crédito personal preaprobado que puedes disponer en ventanilla, cajero automático o banca por Internet cuando así lo desees sin presentar ningún tipo de documentación adicional al momento de realizar la operación.

Lo importante al considerar estas opciones es conocer con toda claridad los intereses y costos adicionales que implican y el plazo que tendrás para pagar. De este modo podrás elegir la opción que mejor se adapte a tus necesidades y presupuesto.

>Tres puntos para evaluar un crédito de nómina o personal

:

1.- Intereses. Recuerda comparar las tasas de interés, es la cantidad para pagar por el financiamiento.

2.- Plazo. Revisa que plazo es el que más te conviene.

3.- Penalidades. Revisa y ten presente cuáles son las penalidades en caso de que te atrases en los pagos del crédito.

Por Wolfgang Erhardt

Fuente: Forbes México

Comenta esto