cosas que hacer en tu celular | smartphone
24 de mayo, 2019

¿Te conviene comprar un modelo anterior al smartphone que quieres?


Muchos dudan de qué tan rentable es comprar un smartphone antiguo. Pasan los meses y comenzamos a ver nuevos modelos, la aparición de marcas y un montón de funciones novedosas.

¿Conviene que apuestes por un smartphone “viejo”?

Por ese motivo analizaremos algunos modelos novedosos y otros no tanto, por ejemplo, lo más reciente que puedes obtener en México son: el Samsung Galaxy Note 9, iPhone Xs o el Huawei P20 Pro. Tu presupuesto deberá estar entre $14,998 y $24,499.

Lee: ¿Cómo saber si mi celular fue intervenido y lo espían?

Ahora bien, con la mitad del presupuesto de los teléfonos de gama alta, también podrás encontrar celulares que cumplen con las características que mencionamos anteriormente. Por ejemplo:

La marca Xiaomi ofrecen lo último en tecnología y precios accesibles. Tal es el caso del Xiaomi Redmi Note 7, que tiene mejores características de las que indicamos, por menos de seis mil pesos.

Asimismo, Huawei ofrece versiones de gama media como el Huawei Y9 o el P30 lite, los cuales superan los parámetros mínimos que compartimos, por menos de seis mil pesos.

Finalmente, podemos decir que, si vas a invertir en un teléfono inteligente, recuerda preguntarte: ¿cuáles características son útiles para mi estilo de vida? ¿Me gusta? ¿Está dentro de mi presupuesto?

En Finerio creemos que puedes ahorrar dinero sin sacrificar tu estilo de vida. Te recomendamos evaluar tus prioridades antes de comprar tu nuevo teléfono tomando en cuenta lo que mencionamos.

Busca alternativas, como adquirir un teléfono en una versión anterior a la más reciente. En definitiva, comprar un modelo antiguo puede ser una gran inversión.

Debes saber que, cuando se anuncia una nueva versión de un smartphone, el precio de los dispositivos anteriores puede reducirse entre un 30% y 50%. Con lo que puedes ahorrar y tener el dispositivo que deseas.

Por otra parte, piensa a largo plazo. Puedes comprar un modelo actualizado y renovarlo hasta que deje de ser funcional (es decir, en alrededor de seis años). Esta es una opción económica, ya que te va a costar tres veces menos que reemplazarlo cada año y generará un menor impacto ambiental.

Fuente: Dinero en Imagen

Comenta esto