transmisión manual | arrancar
28 de diciembre, 2018

¿Cómo arrancar en subida?


Arrancar en subida no es algo fácil y es una de las cosas que más nos aterran cuando estamos aprendiendo a manejar

No cabe duda de que una de las situaciones más angustiantes cuando estás aprendiendo a manejar un auto con transmisión manual, es cuando debes detenerte a la mitad de algún puente, rampa o calle que esté de subida.

Esto significará que deberás arrancarlo en pendiente y aunque no es complicado aprenderlo, sí se requiere habilidad para hacerlo.

Te entendemos, no es algo fácil y es una de las cosas que más nos aterran cuando estamos aprendiendo a manejar, pues existe el riesgo de que el auto se vaya para atrás o que se apague. Sin embargo, no tienes nada que temer.

Son pasos sencillos y una técnica fácil, pero que requieren de cierta habilidad y sincronización. Esta técnica se perfecciona con el tiempo, es importante que conozcas bien tu auto: cuándo ‘corta’ el clutch y cuánta aceleración necesita para arrancar.

Lee: ¿Debo meter el clutch al frenar?

ECHAREMOS MANO… DE NUESTRO FRENO DE MANO

Es gracias al freno de mano, de emergencia o de estacionamiento, como también es conocido, es que nuestro auto no se irá para atrás, así que tranquilo.

Si te detuviste en una subida, asegúrate, por precaución, que el auto de atrás no se pegue demasiado, para que te de espacio para maniobrar y que no te intimide el poco espacio.

Coloca el freno de mano

Cuando vayas a arrancar coloca primera velocidad y prepara tu pie derecho en el acelerador.

Con tu mano en el freno, suelta el clutch al mismo tiempo que aceleras un poco más de lo que lo harías en un terreno plano.

En el momento en el que sientas que el auto se mueve, libera el freno de mano.

Calcula cuánta aceleración requieres de acuerdo a la subida y la velocidad en que se mueven los autos de enfrente; el auto ‘te dirá’ si necesita más aceleración.

TÉCNICA DE PUNTA-TALÓN

Si por alguna razón no puedes usar tu freno de mano, una opción es que utilices la técnica punta-talón, la cual consiste en colocar la punta de tu pie derecho en el freno y con el talon presionar el acelerador. En el momento en el que sueltas el freno con la punta, presionas el acelerador con el talón.

No es lo más recomendado y es una técnica que requiere práctica y pericia, pero es una opción si es que no puedes usar tu freno de mano y será mejor que chocar con el de atrás.

SÓLO EL FRENO

Por supuesto que también está lo que la mayoría hace, que es quitar el pie del pedal de freno y colocarlo en el acelerador en un movimiento rápido y con bastante aceleración, aunque de esta forma si no se coordina bien o puede irse para atrás, o apagarse el motor.

¿CON EL CLUTCH?

Otra técnica que se utiliza pero que NO ES RECOMENDADA, es la dejar presionado el clutch para que se mantenga en equilibrio entre avanzar y la propia pendiente que lo frena. Esto si la pendiente no es muy empinada.

No es recomendado, puesto que se genera un desgaste innecesario en el clutch además que si se presiona de más podría irse para atrás, y si se suelta (ya sea por alguna distracción o por accidente) se puede ir hacia enfrente o apagarse.

Lo mejor siempre será utilizar el freno de mano.

Es probable que tengas algunos errores en un principio (como acelerar de más o intentar arrancar aún con el freno puesto), pero es cuestión de que vayas aprendiendo y dominando la técnica, lo cual no es muy complicado.

Ahora ya lo sabes. Utiliza estos consejos para que no te intimide ninguna subida.

Fuente: Atracción 360

Comenta esto