ahorrar y al mismo tiempo cuidar el planeta
05 de marzo, 2019

¿Cómo ahorrar y cuidar al planeta al mismo tiempo?


Elizabeth Villagómez vive en la Ciudad de México y tiene cerca de cuatro años llevando un estilo de vida ‘zero waste’ (cero deshechos), lo que implica que la mayoría de las cosas de uso diario y alimentos que compra son a granel, cuestión que le ha hecho ahorrar alrededor de 25 por ciento de lo que gastaba regularmente cuando iba al súper.

“Gastaba como 500 o 600 pesos semanales mínimo en el súper y ahora voy a tiendas ecológicas dos veces a la semana y me gasto como 300 o 450 pesos (en total)”, dijo.

En las tiendas ecológicas se puede comprar a granel verduras, frutas, semillas, granos, café, canela y productos de higiene personal como champú sólido, pastas dentales y desodorantes. “Los productos de higiene personal me duran más, el champú sólido me dura tres meses y el que compraba en el súper me duraba un mes, entonces, además de que era más caro, generaba basura”, indicó Villagómez.

En dichas tiendas también adquiere los productos de limpieza del hogar como jabón para lavar los trastes, líquido para limpiar el suelo, entre otros elementos.

En el supermercado ‘tradicional’ ya solo adquiere productos como pan, quesos y carne.

Villagómez usa bolsas de manta o yute para guardar los productos que adquiere en las tiendas ecológicas o lleva frascos de plástico o vidrio que reutiliza.

La Comisión Europea confirmó en un documento que la vida ‘zero waste’, además de abonar a la reducción de deshechos y beneficiar al planeta, suma a la economía de las personas.

Menos deshechos significan menos costos de recolección de deshechos y un entorno más feliz. Todos ganan ¿Quizá compras mucha comida y la tienes que tirar antes de que la comas? Comprar porciones más pequeñas, como en tiendas a granel, también sumará a tus ahorros”, apuntó.

[…]

Marisol González también lleva una vida ‘zero waste’ desde hace casi dos años y además de adquirir los productos en tiendas ecológicas, acude directamente a los mercados para comprar algunos alimentos y granos, pero siempre con recipientes bajo el brazo.

González estima que gasta en promedio 300 pesos a la semana en alimentos, productos para el hogar y artículos de limpieza personal, lo que es casi una tercera parte de lo que desembolsaba semanalmente en el supermercado.

“La verdad es que sí ahorras bastante por el hecho de que compras y consumes la cantidad que requieres”, destacó González.

Otro de los puntos en los que se ahorra con este estilo de vida es en los gastos hormiga, ya que se evita comprar cualquier cosa empaquetada o embolsada.

“Todo ese gasto se vuelve un ahorro y también está la parte de la simplicidad voluntaria, que ya no compras (en la calle) porque realmente quieres evitar ese impacto al medio ambiente”, dijo Gabriela Baeza, quien ejerce por tercer año este tipo de consumo.

Además del ahorro económico, el beneficio más significativo está en el impacto al ambiente. La generación de residuos sólidos urbanos por individuo en la Ciudad de México es de 1.2 kilogramos al día, según la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Por Daniel Blanco

Fuente: El Financiero

Comenta esto