31 de mayo, 2019

Aumentarán la seguridad en la ZMG


Además de Guardia Nacional habrá 795 policías más en ZMG

Independiente al arranque de la Guardia Nacional el próximo 30 de junio, las Policías de Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tonalá y El Salto apuestan por el reclutamiento de 795 elementos este año, con el objetivo de mejorar la operación en sus corporaciones.

Roberto Alarcón, comisario de Seguridad Pública de Zapopan, explica que el objetivo es sumar 300 elementos. Para eso mantienen una convocatoria abierta de forma permanente. “Así como estamos viendo el panorama, me parece que llegaremos a 300. Tenemos 119 elementos que van a iniciar a partir del 1 de junio en la academia. Aunque —reconoce—  nos faltan cuatro mil policías en total, por eso el alcalde (Pablo Lemus) se comprometió para aumentar mil policías en tres años”.

Alarcón destaca que las corporaciones mantendrán su autonomía, aunque tendrán que trabajar de forma coordinada con los elementos de la Guardia Nacional, una vez que se despliegue ese estado de fuerza. “La Constitución dice que todos estamos obligados a participar en caso de flagrancia, no podemos dejar de lado un delito federal porque somos municipales, ni tampoco la Guardia puede dejar de actuar ante un delito del fuero común”.

La Policía de Guadalajara pretende reclutar 300 elementos en 2019. Por su parte, en Tlaquepaque lanzaron otra convocatoria para 35 vacantes, aunque prevén sumar otras 35 plazas en lo que resta del año. El área de Comunicación Social de El Salto informa que el pasado 20 de mayo comenzó el reclutamiento para 100 elementos.

Manuel Salvador Romero, secretario general de Tonalá, precisa que en la Policía tienen un déficit de 300 a 350 agentes. El objetivo es sumar 25 elementos en este año. “Hemos sido cuidadosos en la formación inicial de los elementos, que se cuiden los procesos para que los policías que ingresen tengan una capacitación óptima”.

La Comisaría de Tonalá respondió que, sobre la Guardia Nacional, estaba por definirse el esquema de trabajo. “En las reuniones de seguridad se mencionó que se enviarán reclutas a las Policías municipales, pero hasta el momento no han sido enviados”, remarcó el área de Comunicación Social.

Carlos Flores, del Centro de Investigaciones y Estudios en Antropología Social (CIESAS) de la Ciudad de México, recuerda que las Policías municipales deben cumplir funciones de proximidad, por lo que se buscan jóvenes, principalmente, que muestren una conducta respetable. “Este tipo de policías ofrece apoyo a la ciudadanía en un primer momento para la resolución de conflictos”.

Con las nuevas contrataciones, los cinco municipios contarán con alrededor de ocho mil policías metropolitanos.

Fuerza pública
Guadalajara 2 mil 584
Zapopan 2 mil 233
Tlaquepaque 914
Tlajomulco 746
Tonalá 650
Ixtlahuacán 64
Acatlán 35
El Salto No informa
Juanacatlán No informa

Fuente: Transparencia.

A la baja, recursos federales para equipamiento de policías

Entre 2016 y 2018, las Policías de Guadalajara, Zapopan, Tlajomulco, Tlaquepaque y El Salto recibieron 568.8 millones de pesos como parte del Programa del Fortalecimiento para la Seguridad Pública (Fortaseg), que otorga el Gobierno federal. De esa cantidad,  alrededor de 212 millones de pesos fueron para equipamiento individual,  para defensa o protección de agentes. Sin embargo, los recursos van a la baja y no fueron suficientes para que todos cuenten con aditamentos de seguridad necesarios para realizar su labor.

A la fecha, solamente la Comisaría de Zapopan respondió que todos sus elementos cuentan con chalecos anti-balas, armas, botas, uniformes, chamarras y equipamiento para realizar sus funciones.

En tres años, Zapopan recibió 90.1 millones de pesos en el rubro de seguridad individual, como parte del Programa Tecnologías, Infraestructura y Equipamiento de Apoyo a la Operación Policial, en el Subprograma Fortalecimiento de Programas Prioritarios Locales de las Instituciones de Seguridad Pública e Impartición de Justicia.

Por ejemplo, en 2018 ejerció un monto de alrededor de 26 millones para cuatro mil 158 pantalones, tres mil 178 camisolas, mil 140 playeras y 250 chalecos, entre otras prendas. Según el anexo del Fortaseg, el costo unitario de cada pantalón fue de dos mil pesos, al igual que las camisolas.

En Guadalajara, Tonalá, Tlaquepaque, Tlajomulco y El Salto, los precios unitarios oscilaron entre los mil y mil 300 pesos por esas prendas. Mientras que los chalecos costaron 19 mil 998 pesos en Guadalajara y 28 mil pesos en los municipios de Tonalá y Tlajomulco, de acuerdo con datos 2018 proporcionados vía Transparencia.

En relación con los vehículos, Zapopan cuenta con 619 unidades (patrullas, motocicletas y otros), pero solamente están en servicio 391. “Las que se encuentran fuera de servicio es por mantenimiento correctivo y/o reparación de siniestros, siendo un dato que puede variar de un día a otro”, se indicó el pasado 17 de mayo.

Lee Preguntas ilegales que hacen los policías y no tienes que responder

La Comisaría de Guadalajara contestó, por esa misma vía, que no contaba con la información del nivel de equipamiento de cada elemento. En el periodo mencionado recibió más de 71 millones de pesos para equipamiento policial.

Sobre sus vehículos, detalló que de mil 22 vehículos (patrullas, motos y helicópteros), hay 502 activos. Además, 107 están en proceso de baja.

El pasado 20 de mayo, la Policía tapatía informó que adquirió otras 110 patrullas, 25 cuatrimotos y 41 bicicletas, con el objetivo de mejorar los tiempos de respuesta en las 589 colonias del municipio.

La Policía de Tlajomulco reportó que su nivel de equipamiento policial es de 80 por ciento.

Inversión sin vestuario y equipamiento 2016-2018
Zapopan 90 millones 137 mil 002
Guadalajara 71 millones 943 mil 092
Tlaquepaque 25 millones 692 mil 935
Tlajomulco 15 millones 911 mil 346
El Salto 8 millones 460 mil 574

Fuente: Transparencia.

Fortaseg

  • Es un subsidio que se otorga a los municipios y, en su caso, a los Estados, cuando éstos ejercen la función de seguridad pública en lugar de los primeros o coordinados con ellos.
  • El objetivo es que cubran aspectos de evaluación de control y confianza de los elementos de las instituciones policiales municipales, capacitación, homologación policial y equipamiento.
  • Además, se contemplan aspectos como prevención del delito, la conformación de bases de datos de seguridad pública y centros telefónicos de atención de llamadas de emergencia.

Recursos para los municipios

    • Las Policías de seis municipios metropolitanos recibirán menos recursos del Programa del Fortalecimiento para la Seguridad Pública (Fortaseg) comparado con el presupuesto de los últimos cuatro años. Mientras en 2015, las corporaciones de Guadalajara, Zapopan, Tlajomulco, Tonalá, Tlaquepaque y El Salto obtuvieron 216.6 millones de pesos, este año la cifra apenas supera los 151 millones de pesos, de acuerdo con datos compartidos vía Transparencia y los anexos del Fortaseg publicados en la página del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.
    • A efecto de complementar los recursos necesarios para la realización del objeto del convenio, los beneficiarios deberán aportar de sus recursos presupuestarios 20% del total de los recursos federales otorgados.

Este año también se dará prioridad al reforzamiento del equipo individual de los policías. Según el anexo de Guadalajara, de los 54 millones de pesos que recibirá, 37 millones serán para prendas de protección, vestuario y uniformes.

  • En Zapopan, 31 millones de pesos, de un total de 36 millones, estarán destinados a prendas de protección, materiales, vestuarios y uniformes para los policías.
  • El anexo de Tonalá indica que 8.1 millones de pesos, más de la mitad de sus 15 millones, irán para vestuario y equipamiento. Mientras que en Tlajomulco destinará 8.8 millones para el mismo rubro.
  • En el municipio de Tlaquepaque, los recursos se dividirán entre vestuario (6.8 millones), profesionalización de elementos (7.6 millones) y homologación salarial (3.8 millones), entre otros conceptos.

 

Se quedan sin subsidio

Aunque conforman el Área Metropolitana Guadalajara, los municipios de Ixtlahuacán, Juanacatlán y Acatlán de Juárez no recibieron subsidio del Fortaseg. Vía Transparencia, Ixtlahuacán indica que cuenta con 64 policías. Acatlán destaca que en su caso son 34 elementos los que trabajan en su corporación, quienes tienen 11 vehículos para realizar las distintas labores.

El municipio de Juanacatlán contestó que su corporación tenía vehículos activos, aunque no precisó cuántos policías hay ni su nivel de protección individual.

En el caso de El Salto, que sí recibe recursos federales para fortalecer la seguridad, mantiene en operación solamente 22 vehículos, de un parque vehicular de 67 automotores, incluidas patrullas, autos y motocicletas. El resto se encuentra en reparación.

El presidente municipal, Ricardo Santillán, informó en abril pasado que la Policía de El Salto contaba con 160 elementos, aunque sumando a los administrativos.

Por ese motivo se proyectó la contratación de 100 elementos.

Manuel Salvador Romero, secretario general de Tonalá, resalta que los policías cuentan con el vestuario básico; es decir, botas, pantalones y camisola.

“En este ejercicio (del Fortaseg), la  distribución del  fondo va a ser de manera  responsable.  Vamos a ponderar el equipamiento”.

Agrega que la meta es sumar 80 patrullas, 30 adicionales a las que ya tienen en funcionamiento.

Beneficiarios

En 2019, suman 11 municipios los beneficiados por este subsidio en Jalisco: Guadalajara, Zapopan, Tlajomulco, Tonalá, Tlaquepaque, El Salto, Lagos de Moreno, Ocotlán, Puerto Vallarta, Tepatitlán y Zapotlán.

LA VOZ DE LOS EXPERTOS

“Se requiere intermediario”

Carlos Flores (investigador del CIESAS de la Ciudad de México).

Carlos Flores indica que se requiere mediar la actuación de policías municipales y estatales con los elementos de la Guardia Civil. Esto, debido a que la forma en que se entrena a un policía municipal es diferente a la de un militar. “Un militar considera aplicar la mayor fuerza posible en el momento en que se establece un conflicto armado, pero la lógica de la Policía es inversa. Se requiere intermediario”.

Destaca que no es una tarea sencilla, debido a la formación de cada elemento. “Por ejemplo, un entrenamiento de fuerzas armadas es riguroso, no es intercambiable, sencillo, rápido o automático. En la Policía municipal, el mayor interés debe ser la generación del policía de proximidad”.

Explica que si la Guardia Nacional llevará a cabo funciones de la Policía municipal, el grueso de la corporación debería conformarse por civiles.

“Una estrategia importante debe ser evitar integrar a elementos de otras corporaciones. No se puede generalizar, pero sería mejor que no estuvieran viciados, o que hubieran tenido contacto con la corrupción, para evitar reproducir esas prácticas”.

Recuerda que en una Policía de este tipo, en donde se priorizará la investigación de los delitos, se necesitan perfiles con una mayor profesionalización para labores de inteligencia y análisis táctico.

Agrega que el combate a la inseguridad no es solamente la presencia territorial de efectivos policiales o militares.

El gran reto, homologar los protocolos

Jorge Tejada (académico del ITESO)

El académico recalca que el gran reto es homologar los protocolos de reacción operativa entre las Policías de los tres órdenes de Gobierno.

Dice que, por ejemplo,

en países como Estados Unidos o Inglaterra todas las Policías tienen los mismos modelos y protocolos de actuación en acciones como protección al público, ingresos a viviendas o disparos con armas de fuego. “Como si se tratara de compañeros de la misma corporación. También es un reto para los centros de comando y control”.

Aunque los aspectos operativos están mencionados en los reglamentos, indica, se requieren precisar los detalles en aspectos concretos, como el nivel de uso de la fuerza entre Policías municipales, estatales y miembros de la Guardia Nacional.

Acentúa que según el marco constitucional y las cuatro leyes secundarias que ya se aprobaron, se delimitan las tareas de investigación y tácticas para abonar a la seguridad en labores de patrullaje, operaciones especiales, mayor capacidad de fuego y control de motines.

Resalta que las acciones se notarán en municipios donde hay pocos elementos policiales. “La Guardia también va a proteger a la propia Policía, en zonas dominadas por la delincuencia”.

Zapopan prevé subir sueldos en 2020

El comisario de Seguridad Pública de Zapopan, Roberto Alarcón, destaca que en la corporación están pagando 18 mil 033 pesos de salario bruto al mes, en promedio, además de dos mil 300 pesos de vales de despensa mensuales y 674 pesos de ayuda para el transporte. A eso le suman aguinaldo, vacaciones, seguro social y seguro de vida, entre otros beneficios.

Pese a ello, anuncia que buscarán seguir mejorando las condiciones laborales de sus elementos.

“Pocas instituciones pueden acercarse a esto, tal vez Guadalajara, pero las prestaciones no son las mismas en cuanto a los vales de despensa y apoyo al transporte. He platicado con mi alcalde (Pablo Lemus) y estamos considerando un aumento salarial para 2020”.

Alarcón dice que la convocatoria está abierta de manera permanente porque buscan tener reservas. Los hombres o mujeres que quieran entrar a la corporación deben cumplir, al menos, 972 horas de capacitación en la academia. Quienes lleguen de fuera tienen que mostrar una constancia que acredite esa carga curricular.

“Es importante tener abierta la convocatoria porque es muy difícil el reclutamiento, de pronto no hay mucha gente que quiera ser policía, por más que en Zapopantengamos las mejores prestaciones”.

El comisario adelanta que están preparando el lanzamiento de una convocatoria para ir en promoción de algunas jerarquías disponibles. También confirma que, tras el recorte de 20 millones de pesos del Fortaseg en este año, buscarán hacer más eficiente el gasto.

“Antes podíamos dar un chaleco a cada elemento, hoy tendremos que compartir. Al menos un chaleco por cada dos elementos. Siempre se invierte la mayor parte del recurso para equipamiento, porque también estamos obligados a darles, por lo menos, dos uniformes por elemento. El equipamiento es fundamental, puede ser la diferencia en algún evento, es importante que nuestro personal lo utilice adecuadamente”.

Egresan más cadetes de academias municipales

Entre los años 2012 y 2018 egresaron dos mil 795 cadetes de las academias de Guadalajara, Zapopan y Tlajomulco.

Vía Transparencia, las corporaciones informaron que entre 2015 y 2018 egresaron mil 657 elementos, un aumento comparado con los mil 138 cadetes graduados durante el trienio anterior. Los elementos se sumaron al reforzamiento de la seguridad pública en los municipios.

En Zapopan se registra el incremento más notorio con 491 elementos graduados entre 2012 y 2015, mientras que en el periodo 2015 y 2018 salieron 796.

Los cadetes se prepararon con capacitación en distintas materias, como armamento y práctica de tiro, cultura de la legalidad, derechos humanos, doctrina policial, instrucción y disciplina, actuación dentro del nuevo sistema de justicia penal, perspectiva de género, entre otras.

El académico del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), Jorge Tejeda, remarca que ante la conformación de la Guardia Nacional, la Policía municipal tiene que seguir realizando tareas preventivas y de presencia ante la población.

Jorge Tejeda acentúa que, aunque se tienen las facultades para investigar los delitos, las  prioridades  serán acciones como patrullaje o recorridos en las distintas colonias. “Su tarea son respuestas a emergencias, delitos comunes como robo a casa habitación, o patrimoniales”.

Cadetes egresados
Guadalajara
2012-2015: 512
2015-2018: 679
Zapopan
2012-2015: 491
2015-2018: 796
Tlajomulco
2012-2015: 135
2015-2018: 182

Fuente: Transparencia.

Pasa de geógrafa a policía

Mara Larracilla, de 29 años, estudió Geografía. Su vida cambió al convivir con dos compañeras de la universidad, quienes se desempeñan como policías en la Comisaría de Zapopan.

Cuenta que se emocionaba al escucharlas hablar sobre sus trabajos. Una de ellas es elemento operativo y la otra labora en el área de información.

Por un lado, le  parecía emocionante el trabajo de campo y la forma en la que su compañera relacionaba la licenciatura en Geografía en el ámbito policial. “Trata la parte de las estadísticas, el procesamiento de datos. Podía trabajar la Geografía desde esa manera”.

Fue gracias a ese acercamiento que decidió ingresar a la academia de Zapopan. “He aprendido mucho. Desconocía cómo se trabajaba de este lado, mi primer mes sí fue el más difícil, porque tenía que dejar el lado civil”.

Explica que, al ser la más joven de su casa, sus padres esperaban que fuera como sus otras hermanas: que se casara y tuviera hijos.  “Que tuviera un estilo más tradicional, pero mi personalidad no es así. Les da pendiente y temor, pero es algo que me gusta”.

Su meta al terminar su capacitación es tener un grado y seguir en la carrera policial. Acepta que es difícil ante el aumento de la violencia contra policías.

“Me llamó la vocación de servicio”

A sus 33 años, Rodolfo Regla Alcalá decidió que quería dedicar su vida a cuidar a los demás. “Me llamó la vocación de servicio. Y algunos de mis familiares habían sido militares o judiciales. Tuve varias opciones laborales; sin embargo, cuando uno tiene fijo lo que quiere, sabe esperar el tiempo necesario”.

Anteriormente trabajó en restaurantes o incluso como repartidor en la misma Comisaría de Zapopan, donde se convenció que los policías eran personas “muy humanas”.

Cuenta que en su capacitación se ha dado cuenta que es importante conocer sobre temas jurídicos y estar alineado con asuntos de derechos humanos. Forma parte de la generación que está por egresar, junto con Mara.

“Nos están capacitando para proximidad social, ese trato directo con la ciudadanía. Ha sido de las mejores experiencias de mi vida, tener ese contacto con instructores y demás personas. Más adelante me gustaría incorporarme a un escuadrón”.

Sobre el riesgo que tienen los policías, dice que sí es un asunto que da temor, pero que su convicción es más firme.

Fuente: Informador

Comenta esto