grupos vecinales
10 de abril, 2019

Aumentan los grupos vecinales de autoprotección en la ciudad


La conformación de grupos de autoprotección entre ciudadanos de distintas colonias aumentó en 2018, según las corporaciones municipales. Los vecinos o comerciantes se organizan, principalmente, a través de la aplicación de WhatsApp, donde avisan de actividades sospechosas. También blindan sus viviendas o comercios con cámaras y adquieren otros elementos de comunicación, como silbatos.

José Ibáñez, habitante de la colonia Lomas de Independencia, en Guadalajara, cuenta que hace dos años crearon un chat cuando notaron que los robos comenzaron a ser más frecuentes. “Ya van tres rateros que agarramos en flagrancia, lo malo es que las autoridades los han soltado”.

Laura Hernández, de la colonia Independencia, narra que en sus grupos tienen agregados a policías. “En muchas cuadras están poniendo alarmas. Todos los vecinos tienen la capacidad de activarlas y cada cierto tiempo vienen los comandantes”.

Juan Pablo Sánchez, comisario de la Región 3 de la Policía de Guadalajara, explica que actualmente atienden a 116 chats de colonias, empresas y universidades. Esta cifra significa 40% más de los grupos registrados en la pasada administración. “Ya estaban desde hace tres o cuatro años, pero funcionaban de manera errónea”.

La Comisaría de Zapopan confirma que se formaron 280 grupos para compartir eventos relacionados con la inseguridad en 2018, la cifra más alta registrada. Pero solamente hay mandos policiales incluidos en 94 chats (en el municipio hay 632 colonias). El titular del Centro de Prevención Social de Zapopan, Rodrigo Arias de la Mora, indica que la meta es tener presencia en más grupos.

Tlajomulco registra otros 205 chats en diferentes colonias o fraccionamientos. “Crecimos 50% en lo que va de esta administración”, remarca César Martínez Arias, director de la Policía de Proximidad.

En Tlaquepaque suman 133 grupos, con la participación de cuatro mil 741 personas. Yadira Partida, directora de Vinculación de la Comisaría, subraya que 2018 fue el año que dieron de alta a más ciudadanos.

Capacitan a 462 colonias en prevención del delito

En Guadalajara, Zapopan y Tlajomulco reportan que el año pasado sus corporaciones policiales dieron capacitaciones preventivas de seguridad en 462 colonias.

La Comisaría tapatía indica que brindó información para vecinos de 151 colonias. Por su parte, el Gobierno de Zapopan describe en su informe anual 2018 que, a través del programa “Vecinos en Alerta”, se promueve la prevención del delito mediante la participación ciudadana, en coordinación con las autoridades municipales. “Durante tres sesiones se busca fomentar la práctica de la denuncia ciudadana con responsabilidad y, a su vez, reducir los índices de inseguridad en cada una de las colonias”.

Los temas que se imparten son: organización vecinal, medidas de seguridad y factores de riesgo; además, se dan a conocer los diferentes tipos de faltas administrativas e información acerca del Reglamento de Policía y Buen Gobierno.

El Ayuntamiento detalla que realizaron acciones en 551 sesiones en 246 colonias, en beneficio de ocho mil 481 habitantes.

En Tlajomulco ofrecieron charlas en 65 colonias desde 2018. César Martínez Arias, director de la Policía de Proximidad, explica que tienen reuniones una vez por semana, como parte del programa “Vecinos en Alerta”. “Tenemos las citas con ellos, hablamos de temáticas preventivas”.

Menciona que las pláticas se concretan cuando la corporación detecta “focos rojos” en ciertos lugares, como robos en casas y vehículos. También agendan las citas cuando los habitantes lo piden.

“La ciudadanía nos apoya en reportar anomalías, sí han salido personas que se suman dando ideas. No solamente son temas de reportes o robos, sino que ellos nos apoyan y  nos ponen sobre aviso. En muchas ocasiones se han modificado las acciones tras las pláticas con vecinos”.

Lee 10 Recomendaciones para enfrentar la lnseguridad en distintas circunstancias

Las reuniones empoderan a los ciudadanos

El titular del Centro de Prevención Social de Zapopan, Rodrigo Arias de la Mora, explica que las pláticas preventivas del programa “Vecinos en Alerta” ayudan a empoderar a los ciudadanos. Aunque pareciera que son cuestiones obvias, las recomendaciones les ayudan a clarificar los panoramas y actuar mejor, en la medida de lo posible.

Las intervenciones duran dos días y en éstas se dan consejos legales y de protección, como la adquisición de alarmas o silbatos.

El Centro de Control, Comando, Cómputo, Comunicaciones y Coordinación (C5) reporta que 179 colonias cuentan con cámaras de vigilancia de manera independiente.

“Hay un auge, sabemos que los medios electrónicos se utilizan más y en diferentes edades… son herramientas que a la gente le agradan, porque las tienen a la mano”.

Dice que gracias a “Vecinos en Alerta”, muchos habitantes resuelven conflictos personales.

Afirma que, con esta estrategia, han bajado robos en las casas. Por ejemplo, en Linda Vista han logrado detenciones. También han notado buenos resultados en la zona de la carretera a Nogales, La Venta del Astillero y avenida Aviación.

La red vecinal es de 280 grupos, pero en 94 chats hay representantes de todas las zonas y también de universidades.

Añade que este año llevan 77 colonias atendidas con el programa.

Recomendaciones

  • Agregar a los grupos a personas conocidas.
  • Utilizar el chat solamente para eventos de emergencias.
  • Se pueden enviar fotos, videos y ubicaciones de individuos o actividades sospechosas.
  • Para pedir los programas municipales, los interesados pueden acercarse a las corporaciones.

Trabajan para ganar confianza

El comisario de la Región 3 de la Policía de Guadalajara,  Juan  Pablo Sánchez, afirma que las metas que tienen en temas de autoprotección tienen que ver con ganarse la confianza de los ciudadanos. Detalla que los programas preventivos se dan en las colonias donde empiezan a detectar mayor incidencia delictiva, así como por petición de habitantes interesados.

“Pueden seguir cerrados a la participación, pero la otra opción es confiar en la autoridad municipal. Estamos para proteger, para servir, y en este caso para participar activamente, que vean que estamos trabajando para la ciudadanía. Tenemos una carrera policial para hacer eso”.

La Comisaría de Guadalajara atiende 116 chats, conformados por colonias, empresas y universidades públicas y privadas. La idea es lograr una proximidad sin dejar de lado los teléfonos oficiales.

Destaca que en colonias como Polanco, Quinta Velarde y Bosques de la Victoria los vecinos han sido muy participativos. Gracias a ello se toman medidas preventivas que funcionan. También se coordinan con el Gerente de Ciudad, Alejandro Hermosillo. “La unión entre vecinos es fundamental, la información es poder y la información bien canalizada genera resultados positivos. Hemos tenido detenciones, impedido robos y detectado consumo de drogas en la vía pública”.

Enfatiza que la idea es seguir generando estrategias y acercamiento con los habitantes, ya que las necesidades de cada colonia cambian constantemente.

Reportan casos de éxito

Las acciones de autoprotección entre vecinos, respaldados por elementos policiales, han rendido frutos en Tlajomulco, asegura César Martínez Arias, director de la Policía de Proximidad.

Dice que, por ejemplo, la colonia Los Robles presentaba un problema de robo a casas, hasta que comenzaron con trabajos preventivos entre vecinos y policías. “Si teníamos 80% de robo, bajó a la mitad. Como en este fraccionamiento hay zonas donde ha disminuido bastante el tema de robos y la delincuencia, la estadística nos dice que sí ha funcionado”.

Menciona que también han logrado detener personas con armas de fuego o recuperar vehículos con reporte de robo. “La gente alerta sobre cosas y hacen el trabajo más eficiente”.

Remarca que, para evitar filtraciones, los líderes vecinales o delegados son quienes controlan el ingreso de integrantes nuevos. Así evitan personas ajenas.

Expresa que detectaron que en algunas colonias los mismos familiares de algunos habitantes se dedican a las actividades delictivas.  Expresa que la gente ha entendido que los chats son solamente para servicios de emergencia. “Los grupos son para agilizar, pero se les hace hincapié que también llamen al 911 para que quede un registro. Que quede grabado en un sistema de emergencia. Si el servidor público no llega, el ciudadano tiene la certeza que puede levantar la queja”.

Tlajomulco cuenta con 205 grupos de WhatsApp.

En total, en el municipio hay 293 localidades, 29 agencias y delegaciones y 263 fraccionamientos.

Mejora percepción en Tlaquepaque

La directora de Vinculación de la Comisaría de San Pedro Tlaquepaque, Yadira Partida, acentúa que desde 2016 iniciaron con la estrategia de “Comandante en Línea”, en donde participan 133 grupos vecinales, con cuatro mil 741 personas agregadas. “Mejora la percepción de seguridad porque los ciudadanos saben perfectamente quién les está contestando y los policías se entrevistan con ellos. Hay reuniones de seguimiento, y la gente menciona que bajó la incidencia, que los elementos llegaron rápido. Cuando tuvimos más altas fue en 2018, fue muy bueno para la Comisaría en ese sentido porque estaban muy ávidos de agregarse y participar en el grupo de su comunidad”.

A diferencia de otros municipios, puntualiza que ella es la administradora general de los grupos de WhatsApp, quien puede dar de alta o baja a algún ciudadano. Indica que ya no tienen mucho margen de crecimiento, ya que el municipio registra 220 colonias. “Además, en algunas colonias no se puede porque la gente no tiene la posibilidad de tener un teléfono con la aplicación, o son apáticos. El año pasado teníamos una meta de acudir a 180 colonias y las rebasamos, visitamos 196 colonias”.

Acentúa que, gracias a los grupos, han actuado de forma oportuna en asuntos de violencia intrafamiliar, consumo de drogas o la recuperación de vehículos. Subraya que gracias al programa consiguieron recuperar vehículos robados. También hace poco rescataron a trabajadores de una farmacia. “La empresa y la ciudadanía avisaron que el personal estaba siendo amarrado, pero logramos la detención de dos personas. La idea es que los ciudadanos se acostumbren a hacer unión, comunidad social y autocuidado”.

Colonos se “arman” contra la delincuencia

Habitantes de la colonia Lomas de Independencia decidieron organizarse hace dos años, cuando empezaron a notar que los robos eran cada vez más frecuentes.

José Ibáñez relata que pusieron alarmas, lonas, silbatos y crearon chats de WhatsApp por cuadras para controlar mejor a los integrantes.

Subraya que entre todos han detenido a tres ladrones, en flagrancia, pero que los policías los soltaron.

La vez que han estado más expuestos fue cuando tres individuos se metieron a robar a una iglesia, a las 04:00 horas de la madrugada. “Nos habló la vecina, activamos la alarma, salimos a corretearlos y hasta nos tronaron dos balazos. Gracias a Dios no pasó a mayores. Nuestras armas son silbatos y palos de escoba, tubos, no tenemos más elementos para defendernos”.

Ibáñez afirma que, al último ladrón, lo atraparon hace 15 días. Entre varios vecinos lo persiguieron por la azotea y lo amarraron con una soga hasta que llegaron las autoridades.

Sin embargo, en lugar de que se llevaran al hombre, asevera que los elementos iban a detener a los vecinos.

“Nos dijeron que lo que habíamos hecho estaba mal y nos querían meter a nosotros a la cárcel. Después les hablé para pedirles una plática de cómo es el proceder, qué debemos hacer cuando hagamos una detención, porque no es justo que nos quieran llevar presos”.

LA VOZ DE LOS EXPERTOS

“La comunicación es reactiva…”

David Coronado (coordinador del Laboratorio de Estudios sobre la Violencia del Departamento de Sociología de la UdeG)

El académico expone que las nuevas formas de organización obligan a mejorar los canales de comunicación. Comenta que a través del WhatsApp se sabe que no se trata de bromas ni juegos cuando se reporta algo. “Este tipo de comunicación es muy buena y reactiva. Usar silbatos, cámaras y otras medidas le da un elemento más para que el ciudadano desarrolle una percepción de seguridad”.

Indica que también mejora la opinión que los habitantes tienen de los mandos policiales. “La mala percepción se rompe cuando el comandante se acerca a los ciudadanos y les da su celular. Que los vecinos vean que pasan por sus casas, esa dinámica de cercanía es impresionante”.

Recuerda que también existen colonias en donde se alerta que se dará escarmiento a los ladrones. Concuerda en que eso ocurre cuando los habitantes no cuentan con el apoyo de las autoridades. “El WhatsApp es una cercanía de una persona con la otra, se utiliza cuando hay vacíos institucionales”.

“La iniciativa debe replicarse”

Rogelio Barba (del Departamento de Derecho Privado de la Universidad de Guadalajara)

Rogelio Barba considera que los grupos son una comunicación positiva por parte de los ciudadanos que se puede replicar y ampliar a otras colonias. Remarca que este tipo de estrategias propician intervenciones oportunas que no requieren de mayor erogación de recursos económicos.

Opina que en la medida que la sociedad se organice, se puede contribuir y avanzar hacia la paz anhelada por los jaliscienses.

Acentúa que es importante fijar lineamientos entre vecinos para una comunicación fluida con los comandantes y otras instituciones, como Protección Civil.

“El administrador de los grupos de WhatsApp debe corroborar los datos de todos los vecinos. Se deben establecer reglas y delimitar las acciones que van a incluirse en el código amarillo, verde o rojo. Y sobre todo que participe un comandante”.

En la colonia Americana “cazan” a ladrones a silbatazos

En agosto pasado, un par de robos en casas terminaron por colmar la paciencia de Martín y Armando, vecinos de la colonia Americana, que habían sido testigos del incremento de atracos y la incidencia delictiva, que va desde los robos de autopartes, teléfonos, bolsos y demás.

La situación los llevó a echar mano de sus celulares, cámaras de vigilancia y adquirieron silbatos, con los que han sacado a los delincuentes de sus calles.

Pese a los años de vivir en esa colonia, los vecinos no se conocían, admite Armando. Hasta que lo robaron decidió contactar a más gente. “Se logró la iniciativa de crear un grupo, de que nos uniéramos y tomáramos algunas acciones para apoyarnos como vecinos para atacar a la delincuencia porque veíamos que la Policía no nos estaba cuidando”, refirió Martín.

Según las experiencias que se comparten, hay casos de oficiales que piden dádivas a cambio de actuar.

Por eso crearon un grupo en WhatsApp, que en estos meses suma a los habitantes de seis manzanas: de Chapultepec a Simón Bolívar y desde Guadalupe Zuno a Montenegro.

Así comenzaron a compartir fotografías, audios o videos de personas sospechosas y hasta captar hechos delictivos. Ahora se alertan cuando identifican vehículos o ladrones. Es ahí donde comienza la disuasión a silbatazos. “Ha funcionado muy bien porque en cuanto alguien ve que está pasando algo, lo suena y entonces los demás replicamos… se empiezan a escuchar silbatos por toda la zona y salimos. Hemos logrado que algunos robos no se lleven a cabo”, subraya Martín.

En estos meses han logrado retener a dos presuntos ladrones, refirió Armando. El problema es que se dieron cuenta de que dejaron ir a uno por falta de elementos. Si el otro sigue detenido es porque tenía una orden de aprehensión.

Estrategia

Los vecinos de la Americana planean colocar una alarma, la cual podrá ser accionada a través de un control remoto.

Pero demandan más patrullaje, incluso del Ejército, con la garantía de que puedan confiar en ese personal.

Con todo y pistola, detienen a delincuente

En febrero pasado, Juan comenzó a escuchar hacia las cinco de la tarde los fuertes gritos de un par de vecinas en el cruce de General San Martín y Montenegro, en la colonia Americana. Los llamados de auxilio provocaron que los demás salieran a ver qué ocurría. “Llegó a asaltar, es de los chavitos con gorrita, pantalón apretado… como que iba por la camioneta para robársela. La señora empieza a gritar muy fuerte y el chavo, con la pistola en mano, salió corriendo. En eso lo enfrenta una persona porque empezaron a silbar y empieza la persecución”.

Así se sumaron más vecinos, que fueron detrás del delincuente; sin embargo, había avanzado media cuadra cuando sacó la pistola. “Amenazó a la gente y otra vez la gente le dio el paso libre, pero ya venían más vecinos”.

El sujeto volvió a echarse a correr, aunque los vecinos ya eran bastantes. “Llega un colono de una moto y otro de un carro, lo persiguen y le cierran el paso. Al cerrarle el paso lo tumban y lo someten… a los dos minutos llegó la Policía”.

Para evitar que saliera de la cárcel fueron a denunciar. Fue que se dieron cuenta de que la persona tenía una orden de aprehensión por robo de vehículos.

Ante la falta de apoyo de las autoridades, Juan y vecinos de unas seis cuadras en la colonia Americana se habían organizado meses antes para comprar silbatos y usarlos en estas situaciones, lo cual funcionó. “El detalle aquí es que los vecinos ya están cansados por todo esto que ha pasado, entonces dijeron que en cuanto agarremos a un delincuente… le vamos a poner en la…”.

Juan explica que no tienen contacto con los oficiales de la Policía que patrullan la zona; en cambio, se quejó de que cuando les llaman llegan tarde. Sin embargo, le gustaría que les dieran mayor atención. “Se le llama a la Policía y tardan horrores, por eso últimamente somos más organizados los vecinos”.

Una de las propuestas es colocar mantas de advertencia para los ladrones.

Contacto

La Policía de Guadalajara cuenta con programas de contacto ciudadano en el área de Prevención del Delito.

Pueden contactarse al teléfono 3652-0715.

Esconden los botines en bolsas de basura

“Hay una problemática que nosotros probablemente estamos influyendo: sacamos la basura en bolsas negras y las dejamos en las esquinas, y éstas sirven a los rateros para hacer el robo y dejarlo como basura”, reconoció Alicia, una de las vecinas de la colonia Americana que lamentó los numerosos robos que padecen, pues en ocasiones tienen conocimiento de hasta tres casos por semana.

En agosto pasado, Alicia y su esposo Armando fueron víctimas del robo de varios aparatos electrónicos en su vivienda, en Efraín González Luna. Gracias al sistema de vigilancia con el que cuentan pudieron ver la manera en cómo operaron los ladrones. “Cuando nos robaron, sacaron un monitor y computadoras en bolsas de basura negras. La persona que las recibe afuera las lleva a la esquina y las pone junto con la basura”.

Después, salen los ladrones que estaban en la casa y se van como cualquier persona, incluso charlan cuando se dirigen hacia Chapultepec como a visitar algún sitio. “Me imagino que después pasan en una camioneta, se paran, suben las bolsas y se las llevan, entonces si los policías llegan y los agarran en el momento no traen nada”.

Otra de las maneras como se cometen los robos es acechar a las víctimas cuando llegan a las escuelas privadas de la zona. Por ejemplo, sujetos esperan en vehículos a que algún padre de familia llegue con sus hijos, pues generalmente dejan los coches abiertos cuando ingresan al plantel a dejar a los menores. Los ladrones aprovechan ese momento, por lo que un cómplice abre rápido el auto y roba los objetos de valor. Los sujetos del automóvil se emparejan y el ladrón aborda para escapar a toda prisa. Los vecinos han captado esta acción en cámaras.

También han identificado a delincuentes que llegan en un taxi a robar las computadoras de los vehículos, lo cual hacen incluso a plena luz de día.

Los vecinos no hacen sino alertarse cuando esto ocurre y recomiendan a las personas a tomar precauciones.

Fuente: Informador

Comenta esto