policías incapaces de detener la inseguridad | narcofosas
16 de agosto, 2018

Gobierno de Aristóteles, marcado por narcofosas


Ejecuciones, desapariciones y sepultados clandestinos han sido la tónica del mandato del priísta: sólo en este año han sido localizados medio centenar de cadáveres en viviendas abandonadas usadas por sicarios como fosas; las llamadas narcofosas

Te puede interesar: Jalisco, a media tabla en déficit de policías

Los levantones y desapariciones de personas en Jalisco es un delito que va a la alza en los últimos meses, de acuerdo con las carpetas de investigación abiertas en la Fiscalía General del Estado (FGE), aunque también es un problema que se ha visibilizado durante esta administración estatal que es encabezada por Jorge Aristóteles Sandoval Díaz como gobernador.

Algunas de estas personas han aparecido muertas en algunos puntos, principalmente de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG), aunque el modus operandi de las últimas semanas, indica que los sicarios prefieren hacer uso de viviendas, ya sea rentadas o abandonadas para depositar los cuerpos, que han sido detectados por los olores fétidos de los cadáveres descompuestos.

A través de un conteo periodístico, en lo que va del año se han contabilizado casi 50 cuerpos encontrados en fosas comunes, tomando en consideración la detección de cuando menos seis cuerpos ayer en una vivienda del fraccionamiento Lomas del Mirador, en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga, cuyas investigaciones comenzaron ayer por parte de personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) y del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF).

Antes de esta fosa, se habían contabilizado 43 fosas clandestinas y tan sólo durante el mes pasado, se detectaron 18 cuerpos en seis fosas dentro de la ZMG, lo que provocó que se encendieran las alertas.

El día 11 de julio peritos de Ciencias Forenses desenterraron cuatro cadáveres que estaban en dos casas del fraccionamiento Chulavista, en Tlajomulco de Zúñiga, mientras que el día 18, también se encontraron siete cuerpos sepultados en dos fincas, en el fraccionamiento Villa Fontana Aqua.

El día 19 de julio se hallaron un cuerpo sepultado en una finca en obra negra en la colonia La Mezquitera, en Tlaquepaque y ese mismo día, otros seis cuerpos fueron encontrados en la colonia La Noria, en El Salto, en el límite con Tlajomulco.

El pasado 6 de junio en El Salto, policías municipales hicieron un macabro hallazgo en un terreno bardeado de la colonia Lomas del Aeropuerto, de donde fueron exhumados ocho cadáveres.

Para el mes de agosto, entre los días 3 y 5, peritos del Instituto de Ciencias Forenses exhumaron 10 cuerpos del patio de una casa en Santa Elena de la Cruz, en el municipio de Guadalajara, pero esta modalidad dejó más hallazgos.

Antes del pasado fin de semana, el más reciente caso ocurrió el martes 7 de agosto, en un departamento del Fraccionamiento Villa Fontana, de Tlajomulco, en donde se localizaron siete cuerpos, de los cuales, cuatro de ellos estaban sepultados en una casa. Al continuar con las excavaciones, se hallaron otros tres cuerpos más enterrados.

Por Francisco Andalón López | Página 24

Comenta esto