tarjeta de crédito | clonar tarjetas | meses
08 de noviembre, 2018

¿A meses sin intereses, meses fijos o diferidos?


En esta época prenavideña abundan las ofertas como pagar con tarjeta de crédito a meses sin intereses, meses fijos o pagos diferidos, pero ¿sabes cuál es la que más te conviene?

Los pagos con tarjeta de crédito son algo tan cotidiano, que a veces olvidamos preguntar los detalles. Una de las modalidades más cómodas de pago -y más frecuentes en la época prenavideña- es cuando se realiza a meses. Esta es la opción que nos permite adquirir productos que no compraríamos normalmente en un pago, no obstante, la modalidad de pago a meses tiene diferentes variantes que muchas veces se desconocen.

Con mucha frecuencia se confunde pagar a Meses Sin Intereses (MSI) con pagos fijos o diferidos. Al escuchar la posibilidad de pago a meses asumimos que se trata de lo mismo y no es así.

Si aprovecharás alguna de las ventas nocturnas o prenavideñas de noviembre, o estás esperando el Buen Fin 2018 para adquirir tus regalos, antes de comprar, confirma que la “promoción” se trate de lo que estás imaginando. Ya que una suposición puede hacer que pagues mucho más de lo que costaba el producto original.

Pagar a Meses Sin Intereses

Lee: ¿Qué pasos debes seguir para tener un consumo saludable a meses sin intereses?

Las promociones de pago a MSI fueron las más populares entre bancos y comercios durante el Buen Fin 2017. Cuando compras bajo este esquema el precio total del producto se divide en mensualidades equivalentes sin ninguna adición. Así, tienes más tiempo para pagar el producto y el costo será el mismo, aunque pagarás cuotas pequeñas cada mes hasta completar el costo total. Esto siempre que no te atrases en tus pagos.

Imaginemos que compras una pantalla nueva que costará 12 mil pesos. Si la adquieres bajo el esquema de MSI por un periodo de 12 meses pagarás mil pesos cada mes. Al final cubrirías el costo total de tu compra y listo. En caso de atrasarte en algún pago, para el siguiente mes esos mil pesos ya tendrán un cargo adicional por el porcentaje de interés que manejes con tu banco. Para ese mes en que retomes tus pagos tendrás el cargo por el mes atrasado, sus intereses y además el nuevo cargo por el mes corriente. Aquí las cosas comienzan a complicarse.

Algo más que puede pasar es que la promoción incluya el mantenerte al corriente en tus pagos. Esto quiere decir que si en algún momento te atrasas con uno la promoción deja de ser válida y se hará todo el cargo restante a la siguiente fecha de corte. Es importante que preguntes por las condiciones porque, en ese caso, el costo total sería mayor al que originalmente pensabas pagar.

Pagar a pago a plazos fijos o diferidos

Una modalidad distinta es el pago a plazos fijos. Por su presentación también en cuotas mensuales, es fácil confundirlo con MSI, pero es muy distinto. Si compras a plazos fijos el comercio establece una tasa de interés que se aplicará sobre el costo del producto. Imaginemos que tu pantalla de 12 mil pesos recibe un interés mensual de 5%. Entonces ya no pagarás mil pesos, sino que cada mes el cargo que deberás cubrir es de mil cincuenta pesos. Este es un porcentaje bajo y muchas tiendas manejan algunos mucho más altos que superan incluso el 100% anual.

Si aceptas un plan de pagos fijos ten en mente que sí o sí pagarás intereses. De la misma forma que con los MSI, si en algún momento te atrasas con tu pago deberás pagar intereses extra. Aún si mantienes tus pagos al corriente el precio se eleva y es importante que evalúes si realmente es un buen precio el que pagarás al final. Aunque la cuota mensual parezca pequeña, la suma de todas ellas puede dar incluso el doble del precio original.

Si la promoción incluye pago a Meses Diferidos se trata de un esquema similar. Aquí puedes agregar que el pago no se hará inmediatamente. Es común que se te dé un periodo significativo antes de comenzar a pagar. Por ejemplo, compra en diciembre, paga hasta marzo. Es algo común en temporadas de compras fuertes como fin de año o fechas especiales. Con esta simple presentación sabes que el pago vendrá después, pero vendrá y es importante no quedarte con dudas al pagar.

Elige el pago que más te convenga

El que un producto o servicio se pueda pagar después o a meses no garantiza que sea una buena oferta. Frecuentemente las promociones se presentan de formas engañosas para ser más atractivas y terminas pagando más. Ten cuidado con el esquema de pagos que aceptas al realizar una compra. Si realmente pagarás lo mismo en un plazo mayor considéralo como una buena opción, si pagarás más por un producto es mejor que lo reconsideres, podrías encontrarlo mucho más barato en otro tipo de oferta.

Contacto:

Twitter: @BernardoPrum

LinkedIn: bernardo-prum

Facebook: coru

Blog: coru.com

Página web: coru.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

Fuente: Forbes México

Comenta esto