semen
14 de septiembre, 2018

5 situaciones curiosas que tal vez no sabías del semen


El semen y los espermatozoides siguen siendo temas tabú, y por increíble que parezca, aún hay mucho al respecto por descubrir.

A continuación cinco aspectos curiosos sobre los espermatozoides y el semen:

Te puede interesar: Cómo evitar empleados corruptos

1. La ropa interior afecta su calidad

Si lo que buscas es mejorar la calidad de los espermatozoides, debes usar bóxers.

Según un estudio de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, el uso de calzoncillos holgados es una de las formas de aumentar la cantidad de espermatozoides y de hormonas que los controlan.

Esto por cuestiones de temperaturas que afectan directamente a los testículos.

Expertos aseguran que este sencillo cambio mejora la fertilidad de los hombres.

2. La comida influye en su calidad

Unos de los alimentos con mayor beneficio para la producción de semen son los frutos secos.

De acuerdo con un estudio de la Universidad Rovira i Virgili de Tarragano, en España, los hombres que comieron durante 14 semanas dos puños de almendras, avellanas y nueces, mejoraron la cantidad de espermatozoides en su semen.

3. La cantidad de espermatozoides puede variar.

El semen no siempre transporta el mismo número de espermatozoides.

“Cada mililitro puede contener de 20 millones a 300 millones de espermatozoides”, explica Hilary MacQueen, profesora del departamento de Vida, Salud y Ciencias Químicas de la Universidad Abierta de Inglaterra.

“En general, se dice que los hombres pueden producir entre 2 mililitros y 5 mililitros de semen cada vez que eyaculan”, añadió.

4. No se nace produciéndolo

Esta capacidad se pone en función justo cuando inicia la pubertad, el semen se acumula y madura en el epidimio, un tubo alargado y estrecho ubicado en la parte superior del testículo.

Todo el proceso de producción y maduración dentro del cuerpo masculino lleva hasta 74 días, pero el promedio habitual es de alrededor de nueve semanas”, señalan investigadores.

5. Se creía que transportaba adultos en miniatura

Esta idea surge en las primeras investigaciones que se realizaron sobre este tema, Laura Poppick en el siglo XVII y XVIII fue una de las pioneras en la teorías sobre el semen.

En un artículo de Poppick dice que las primeras investigaciones se dieron a partir de la invención del microscopio.

“Estos primeros científicos del semen se encontraron a sí mismos con la tarea de responder las preguntas más básicas, por ejemplo: ¿Los espermatozoides son animales vivos? ¿Son parásitos? Y ¿cada espermatozoide contiene un pequeño humano adulto preformado acurrucado en su interior?”, señala la escritora.

Fuente: 24 Horas

Comenta esto