alternador | mantenimientos
07 de enero, 2019

5 mantenimientos imprescindibles que debes hacerle a tu auto


Si quieres que tu coche siempre esté en óptimas condiciones, toma nota de estos 5 mantenimientos que debes revisar constantemente para lograr una mayor durabilidad, ahorro de dinero y seguridad en tu auto

Motor

Su funcionamiento depende de factores como el buen estado de las bujías, el filtro de aire y, por supuesto, el lubricante para asegurar que cada pieza obtenga el aceite suficiente para desplazarse con facilidad, y así evitar posibles roces que provoquen desgaste prematuro. Además, contribuyen con la refrigeración del motor.

Lee: Habrá alzas para automovilistas en 2019

Procura estar al tanto de que el nivel de aceite esté al máximo y cambiarlo, de preferencia cada 10 mil kilómetros. Es muy importante que cuando cambies el aceite utilices un lubricante de excelente calidad, y que se apegue a los requerimientos que indica el fabricante de tu coche.

Frenos

De ellos depende tu seguridad, por ello no esperes a que comiencen a fallar, porque podría ser fatal. Inspecciona el estado de todo el sistema, no importa si son de disco o tambor. Revisa constantemente el nivel del depósito del líquido de frenos y procura cambiarlo por lo menos una vez al año. Así mismo identifica si las partes que están expuestas a la fricción, como las balatas, los discos o pinzas de freno, presentan algún desgaste; puedes darte cuenta cuando al pisar el freno el auto se siente inestable, vibra, y tiene ligeros golpeteos o chillidos.

Amortiguadores

La estabilidad y control del auto depende mucho de los amortiguadores, también nivelan los golpes e impactos que pudiera tener en situaciones inesperadas; así mismo, influyen en el confort y, sobre todo, ayudan a que las llantas se mantengan adheridas al suelo y no sufran un mayor desgaste.

Es recomendable cambiar los amortiguadores a los 60 mil kilómetros o si comienzas a percibir inestabilidad en el vehículo, ruido al avanzar, pérdida de control o rebotes fuertes cuando pasas vados o topes.

Llantas

Son responsables de un buen frenado, control y aceleración del coche lo que influye mucho en la seguridad a bordo del mismo. Revisarlos por lo menos una vez al mes para que tengan la presión que recomienda por el fabricante, así como el nivel de desgaste. Recuerda que si el dibujo pasa la línea señalada, no debes esperar para reemplazarlos ya que tendrás menos control del vehículo, aumentará la distancia de frenado y tus neumáticos se desgastarán más rápido.

Carrocería e iluminación

Su buen estado influye no solo en la estética sino también en el valor de reventa. Su deterioro es inevitable, pero puedes hacer que dure más lavando tu coche adecuadamente y con regularidad para evitar que la pintura se dañe. No olvides utilizar materiales especiales para autos, así como encerarlo entre dos o tres veces al año.

No dejes de revisar que todas las luces de tu coche funcionen adecuadamente para tener una óptima visibilidad en el camino. Los faros no deben estar fundidos ni opacos; procura pulirlos cuando detectes que se reduce la iluminación del camino por las noches.

Fuente: Atracción 360

Comenta esto