consecuencias de consumir poca agua | tomar agua | metabolismo
17 de septiembre, 2018

5 hábitos que alentan tú metabolismo


No tomar suficiente agua. La deshidratación daña tu metabolismo y puede hacerte creer que tienes hambre cuando lo que necesitas es tomar agua

Al proceso físico y químico que ocurre en las células que convierten los nutrientes de los alimentos en la energía necesaria para que el cuerpo cumpla con todas sus funciones vitales, se le llama metabolismo.

De acuerdo con el experto David Katz, director del Centro de Investigación Preventiva de la Universidad de Yale, un alimento tarda alrededor de 12 horas en ser procesado por el cuerpo, tiempo en el que se ha utilizado sus componentes: generación de energía, calor y almacenamiento.

Pero, ¿cuáles son los hábitos que lo pueden hacer más lento a tu metabolismo? Con información del Centro Médico Paso Real, en Venezuela, te ofrecemos cinco de ellos:

Te puede interesar:  Cilindros de Gas LP, polvorines caseros

1.- ¿Desayunas muy tarde? No desayunar dentro de la primera hora luego de que nos despertemos es uno de los peores errores que podemos cometer, ya que este ayuno prolongado enaltece notoriamente el metabolismo y afecta la capacidad de perder peso. Cuando pasamos demasiadas horas sin comer, el organismo recibe el mensaje de que debe reservar energía, por lo cual la grasa corporal se acumula y el metabolismo desacelera su ritmo.

2.- No tomar suficiente agua. La deshidratación daña tu metabolismo y puede hacerte creer que tienes hambre cuando lo que necesitas es tomar agua.

3. No hacer ejercicio. Mantener una rutina de ejercicios estable mantiene la pérdida de peso activa y una mejor capacidad metabólica para quemar grasas. El cuerpo sigue trabajando hasta 24 horas después de una rutina de ejercicios, y por eso dejar pasar muchos días sin hacer ejercicio no hace más que enlentecer el metabolismo y frenar la pérdida de peso.

4. Fibra. Aumentar los niveles de fibra cambiando a panes, arroces y pastas integrales aumentará nuestro metabolismo.

5. Beber alcohol. Desacelera el metabolismo y tu capacidad de quemar grasas, además de deshidratar al organismo. Por ello, es importante no tener el hábito de tomar más de un vaso de alcohol, y siempre tomar agua luego para rehidratar al cuerpo y no afectar al metabolismo.

Fuente: 24 Horas

Comenta esto