influenciadores
07 de diciembre, 2018

3 razones para amar a los micro influenciadores


Con el boom continuo de las redes sociales, las marcas y sus audiencias tienen ahora una línea directa de comunicación a través de los influenciadores

Es imposible ignorar que nos encontramos en una época donde los nuevos protagonistas en las decisiones de consumo en el mundo digital son los “influenciadores” o también llamados influencers. Resulta interesante cómo las personas confían más en una persona que recomienda un producto o servicio en lugar de la publicidad.

Con el boom continuo de las redes sociales, las marcas y sus audiencias tienen ahora una línea directa de comunicación, y las empresas ahora alinean sus esfuerzos de Relaciones Públicas y Marketing de Influencia para incrementar su visibilidad, concientización y, por ende, sus ventas.

Lee: ¿Cuánto dinero ganan realmente los influencers de Instagram?

Pero, ¿quiénes son influenciadores?

Los influenciadores digitales pueden agruparse en dos principales categorías: Celebridades o Macro-influenciadores, regularmente con millones de “seguidores” y que generalmente reciben pagos por sus comentarios adaptándose a campañas patrocinadas, o como embajadores de la marca y en la segunda categoría se encuentran los micro-influenciadores orgánicos de un nicho de mercado, que son aquellos individuos que tienen pequeñas, pero cautivas audiencias (micro), que a diferencia de las celebridades, su “pago” son contenidos altamente valiosos (orgánicos) que comparten con sus audiencias y, que por la industria en la que se desenvuelven (nicho) generan un engagement bastante elevado pues sus aportaciones son espontáneas y auténticas y no necesariamente buscan recompensas monetarias, pues se centran en compartir los beneficios que las marcas aportan a su comunidad.

¿Por qué trabajar con ellos en mi estrategia de RP?

Las relaciones públicas crean o aumentan la concientización, la visibilidad y el compromiso de una marca con sus diferentes audiencias, por lo tanto, hoy en día, considerar los micro-influenciadores orgánicos de un nicho de mercado deben ser parte esencial de una estrategia de Relaciones Públicas inteligentes, pues a través de ellos se transmiten los mensajes de la marca de una manera más efectiva y si aún no estás convencido, a continuación tres grandes beneficios que traen a tu marca y que no deberías estar perdiendo:

  1. Audiencias más comprometidas: Las comunidades de estos personajes no son robustas a comparación de celebridades u otros influenciadores, sin embargo, la característica principal de estas comunidades, es el compromiso, garantía de cobertura auténtica y valiosa a través de personas reales que comparten los mismos gustos e intereses.
  2. Contenidos relevantes: Un toque característico de los micro influenciadores orgánicos es su conocimiento en cuanto a un tema en específico, de ahí que sean de nicho, y el cómo hablan de él a través de historias o experiencias propias, en las que la marca o producto desempeña un papel fundamental, dándole a la narrativa un toque de opinión y pasión, mismo que transmiten a sus seguidores, también apasionados, introduciendo así a la marca a una red de compradores potenciales por el segmento de mercado en particular al que se dirigen.
  3. Resonancia en las conversaciones en línea: Sin duda trabajar con micro influenciadores orgánicos, puede crear un nivel potencial de interacción valiosa y relevante para tu marca, permitiendo que el contenido o las conversaciones que generan en cuanto a tu marca se repliquen y mantengan vigentes, haciendo que más personas se sientan estimuladas a brindar su opinión en torno al tema y sobre todo empezar a identificar también a tu marca, como fuente valiosa de información.

Trabajar con micro influenciadores orgánicos de nicho para reforzar las estrategias de marketing supone un complemento al mensaje que ya transmiten las marcas en sus canales propios y es beneficioso ya que suelen ser consumidores comunes, lo que supone son parecidos a otros consumidores que podrían estar interesados en nuestra marca.

Al compartirles contenido valioso para que a su vez, ellos lo compartan con sus seguidores, dotamos de mayor credibilidad a las campañas de la marca, a la vez que aumentamos la notoriedad mediante sus propios canales, que impulsan la interacción, impacto y compromiso por parte de sus seguidores; quienes los perciben como honestos y auténticos.

Quienes trabajamos dentro de la industria de las RP sabemos cuánto hemos resistido el paso del tiempo, la constante evolución a la que nos enfrentamos y cuántas tendencias que en algún momento hemos adoptado ya han desaparecido. Por el momento todo parece indicar que trabajar con micro influenciadores orgánicos es una estrategia que llegó para quedarse, pues al igual que RP tiene sus raíces en el arte de construir relaciones y ganar espacios de terceros de confianza, independientes e imparciales, lo que lo hace de esta táctica algo imprescindible.

Ya lo decía Dale Carnegie, “El camino para llegar al corazón de otra persona es hablarle acerca de las cosas que más le importan”. Al utilizar personas influyentes con un público cautivo y seguidores leales, la marca recibe un compromiso auténtico y contenido de alta calidad que sin duda vuelven irresistible cualquier estrategia.

Héctor Meza es director general de InfoSol. MBA y consultor en Comunicación*

Nota del editor: Este texto pertenece a nuestra sección de Opinión y refleja la visión del autor, no necesariamente el punto de vista de Alto Nivel.

Fuente: Alto Nivel

Comenta esto