pasajeros
11 de junio, 2018

Héroes ciudadanos rescataron a pasajeros del Tren Ligero inundado


Cuatro trabajadores de un bar de avenida Federalismo utilizaron tablas de surf e inflables para sacar a los pasajeros que quedaron atoradas en los vagones

Te puede interesar:  Habló “La Jefa”: se le están volteando

Una de las estampas más impresionantes de las afectaciones de la tormenta en la Zona Metropolitana, fue el de los vagones del Tren Ligero que quedaron inundados en el paso a desnivel cerca de la estación Dermatológico en Zapopan.

Al ver esta escena, trabajadores del bar Salam Beach, ubicado a unos metros de la zona donde quedaron varados los vagones, no lo pensaron ni un instante y corrieron a ayudar a poner a salvo a los pasajeros.

“Las muchachas nos pasaron las tablas de surf, inflables y todo para estar ahí apoyando (…) el concepto del lugar es de playa y por eso teníamos a la mano los objetos”, narra el gerente del lugar Gerardo Granados, que junto con otros tres compañeros se convirtieron en rescatistas durante unos 40 minutos.

Fueron verdaderos momentos de pánico para quienes eran sacados de los vagones, incluso Gerardo menciona que había una persona que era claustrofóbica: “Literal tuvieron que amarrarlo a la tabla de surf para poderlo sacar porque no se dejaba ayudar”.

Pero también, Gerardo y sus compañeros de trabajo sintieron miedo al ayudar a los demás: “Cuando estábamos sumergidos en el agua sí sentía toques. El agua estaba un poco electrificada, tocabas la pared y te daba toques, no eran muy fuertes, pero sí sentí que en cualquier momento podíamos eletrocutarnos dentro del agua”.

Al parecer la situación tras la tormenta rebasó la capacidad de respuesta de las autoridades, puesto que en videos que circulan en redes sociales se escucha a personas que preguntan “¿Dónde están el gobierno? ¿Y los bomberos?”, al tiempo que aplauden el heroismo de los ciudadanos y gritan “¡Viva México”.

Sobre esto el gerente del bar que hoy se convirtió en héroe comenta: “Cuando terminamos de sacar a la gente fue cuando aplaudieron porque ya no quedaba nadie, y como a los 10 minutos fue cuando llegaron los bomberos y las patrullas”.

Además de Gerardo Granados, participaron en el improvisado rescate: Mauricio Covarrubias, Luis Armando Gómez y Óscar Raigoza.

“Gracias a Dios estuvimos aquí a la mano, tuvimos lo necesario para sacar a la gente y lo importante es que todo quedó en un mal rato”, concluye Gerardo mientras continúa su turno dominical en el bar como cualquier otro día.

Por Sergio Rodríguez para Informador

Comenta esto