Guadalajara un llano
20 de octubre, 2017

Guadalajara en un llano, México en una laguna


El sismo que asoló la capital el 19 de septiembre sucedió a 120 kilómetros al sur de la Ciudad de México, en Axochiapan, Morelos, esto lo hizo mucho más intenso que el que sufrimos anteriormente de 8.2 grados de magnitud.

Si ves el mapa, existe un patrón de los edificios que colapsaron y están dañados. Recorren en una diagonal desde Xochimilco hasta Reforma, pasa por Avenida División del Norte y recorre Coapa, Culhuacán, Tlalpan, la Del Valle, Narvarte, Roma y Condesa, entre otras zonas afectadas.

Fuente: Elaborado con datos de REPSA (lagos) y Google Maps (edificios).

Este patrón corresponde al antiguo lago de Xochimilco, recordemos que existían 5 lagos en la zona que hoy ocupa la metrópoli: Zumpango, Xaltocan, Texcoco, Xochimilco y Chalco. Siendo Xochimilco uno de los más grandes y abarcaba desde la actual delegación Xochimilco hasta Azcapotzalco, recorriendo justo en una diagonal el valle de México.

Después de haber sido desecados en su mayor parte, la urbe creció sobre este terreno a lo largo de los años. Esto implica que tenemos un subsuelo arcilloso que amplifica y alarga las ondas de los sismos, lo que hace que sean mucho más intensos de lo que serían en una zona firme y los vuele más peligrosos.

Por otro lado, los acuíferos subterráneos, de los que se abastece de agua a parte la ciudad, se encuentran sobreexplotados y esto genera hundimientos en la ciudad —el Palacio de Bellas Artes es un claro ejemplo—, alterando —más— el subsuelo y, por lo tanto, causando diversos daños en edificaciones, haciéndolas más frágiles a los sismos.

 

Fuente: SapiensBox

Comenta esto